Consejos prácticos

Claves para mantener limpia tu piscina

By 11 noviembre, 2019 No Comments

Una de las cosas que suelen ser bastante agradables cuando comienza a hacer calor, es darse un chapuzón en una buena piscina. Pero siempre debemos ser precavidos con su limpieza para evitar cualquier problema de aparición de algas, irritación o infecciones en nuestro cuerpo. Por esa razón, en El Esplendor te estaremos dando algunos consejos para mantener limpia tu piscina.

Claves para mantener limpia tu piscina

Debemos estar al tanto de que la piscina básicamente es una masa de agua que se encuentra estancada. Para que esta sea transparente debemos hacer que sea lo más higiénico posible, necesitando de ciertos cuidados y labores de mantenimiento.

Conocer el pH de la piscina

Siempre es necesario comprobar cada cierto tiempo el pH del agua. Este es un aspecto clave y fundamental para que la piscina se mantenga limpia la mayor cantidad de tiempo posible. El pH siempre debe estar vigilado para que no sea ni muy elevado ni muy bajo, ya que las personas que acudan a esta piscina puede que se les irriten los ojos.

Otro aspecto que no se debe dejar de lado, es el grado de acidez. Este elemento puede afectar el agua de dos formas: con un pH muy elevado estará descendiendo en la desinfección haciendo que tome un aspecto turbio. Mientras que un pH muy bajo hará que la corrosión en la piscina aumente.

Desinfección del agua por medio de cloro

Cuando se trata de una piscina no podemos dejar de lado el cloro. La piscina al ser un elemento estático, es muy propensa a que sea habitada por microorganismos, por lo que debemos usar cloro. Siempre se debe llevar a cabo las mediciones correspondientes para mantener este agente químico en 0,5 o 1,0. De esta forma podemos mantener el agua clara y sin ningún tipo de algas.

Nuestra recomendación es que dediques un día de la semana para medir los niveles de cloro y si es necesario, puedes administrarle este refuerzo que logre evitar los microorganismos.

Prevenir la formación de algas

Como el agua estancada puede ser un caldo de cultivo, el sol hace que sea un hábitat perfecto para los hongos y algas. Estos son elementos poco sanos y mucho menos atractivos para una piscina.

Para evitar la formación de estos organismos indeseables puedes utilizar algún algicida y emplearlo con más regularidad que el cloro.

Limpiar de forma regular el filtro de agua

No importa si la piscina es de tamaño reducido, el hecho de que se encuentre limpia siempre se debe al uso de filtros. De esta forma podemos mantener el agua purificada. Lo ideal, es que igualmente limpiemos con regularidad el filtro.

Así, no solo garantizamos que la piscina cuente con una completa desinfección, también le brindaremos más vida útil. Al hacer el mantenimiento correspondiente, haremos que no se acumule cal en ella y su funcionamiento sea lo más óptimo posible.

Quita cualquier impureza en la piscina

El filtro ayuda bastante, pero siempre queda de nuestra parte que removamos cualquier impureza o desperdicio que se encuentre cerca de la bomba o flotando en la misma piscina. Es importante que recojamos estos elementos por medio de un recogehojas y pasando un limpiafondos para quitar esa capa de suciedad que se forma en el fondo y que puede hacer resbalar.

También, tenemos que eliminar aquellas partículas que son muy pequeñas de detectar por el ojo humano. Para ello puedes usar algún producto floculante que hará que esas pequeñas partículas se disuelvan.