Consejos prácticos

Trabajos verticales

By 27 agosto, 2019 No Comments

Cada vez con más frecuencia, sobretodo en edificios de negocios o empresariales, las fachadas de los edificios se «visten» con cristal. El Esplendor es especialista en trabajos verticales en Marbella.

Tanto por su valor estético, como por su complejidad a la hora de realizar correctamente este trabajo, precisaremos de una empresa que realice trabajos verticales profesionales. Aquí es donde te podremos ayudar.

Para realizar una limpieza de tu fachada acristalada es totalmente imprescindible conocer ciertos detalles de su construcción como son los materiales y su diseño arquitectónico.

En este artículo te vamos a mostrar la correcta organización a la hora de limpiar nuestras fachadas acristaladas.

trabajos verticales

Organización para trabajos verticales de fachadas

Al tratarse de una profesión de alta peligrosidad, no podemos dejar nada al azar.

Todo ha de estar perfectamente planificado, medido y asegurado.

Preparación y conocimientos en Riesgos Laborales

Los operarios que deban realizar este trabajo deben estar formados en prevención de riegos laborales aplicados a trabajos verticales.

Periódicamente deberán someterse a pruebas para determinar un óptimo estado físico y mental.

De la misma forma se realiza un control exhaustivo de los materiales y herramientas para realizar el trabajo con la seguridad pertinente.

 

Capacidad física y metal de los operarios

Como hemos apuntado antes, este trabajo implica una alta peligrosidad y nuestros empleados han de estar preparados para ello.

Deben de tener una alta preparación para afrontar el vértigo, enfrentarse a inclemencias del tiempo, indisposiciones personales o cualquier incidente que pueda llegar a producirse.

 

Materiales y planificación del trabajo

Nuestros operarios deberán contar con los sistemas de protección personal necesarios para realizar el trabajo vertical.

Para conseguir una limpieza y mantenimiento óptimos para nuestra fachada acristalada es recomendable realizar su limpieza siguiendo el sentido de las agujas del reloj.

El día anterior a la jornada, se ha de revisar la cantidad de herramientas, materiales y maquinaria. Así como los elementos para garantizar la seguridad de nuestros operarios.

 

Acceso a la zona de trabajo

Elevación

Góndolas o plataformas que se deslizan progresivamente.

Van desde la parte superior de los edificios para trabajar en la limpieza de fachadas acristaladas en sus distintos niveles.

Incluyen sistema de mandos y teléfono para poder comunicarse.

trabajos verticales

Limpiezas por rapel

Sistemas de arneses para descolgamiento individual.

Obligan al operario a cargar durante todo momento con todo el equipo y herramienta de trabajo.

Se trata de un  procedimiento de limpieza que genera una mayor tensión.

También un esfuerzo constante, y se emplea sobre todo en los edificios de mayor altura.

trabajos verticales

Grúas con cesta y andamios

Solucionan los problemas de acceso para limpiar ventanas y zonas acristaladas en alturas menores.

Aunque no dejan de implicar riesgos, reducen las proporciones de peligro considerablemente.

trabajos verticales

Las pértigas telescópicas

También son una solución para trabajar desde el suelo en la limpieza de cristales hasta una altura incluso de veinte metros.

Son accesorios ligeros fabricados con mango extensible de materiales resistentes.

A ellos que se acopla en su extremo la herramienta de limpieza formada por una cara con labio de goma.

También otra con material de fibras tipo esponja.

Además de otras buenas aplicaciones en servicios de limpieza con agua ionizada, su uso en éste tipo de tareas disminuye el tiempo y esfuerzo.

Se trata de un agua tratada en la que se han eliminado todos los residuos. Para así conseguir una limpieza sin residuos ni huellas.

 

Herramientas imprescindibles

Para realizar correctamente trabajos verticales es necesario contar con las herramientas adecuadas para la limpieza de fachadas acristaladas.

  • Escalera para hacer la limpieza de persianas y ventanas por su parte más alta.
  • Plástico continuo de protección, para evitar derrames en la zona de la pared y suelo en la que vas a trabajar.
  • Guantes para proteger tus manos a la hora de limpiar con amoniaco.
  • Máquina aspiradora para eliminar todo el polvo sin que se vuelva a posar nuevamente.
  • Destornillador para desmontar la tapa del tambor y poder limpiar y reparar las persianas por fuera o desde el interior.
  • Bayeta para eliminar en seco restos de polvo de la parte exterior del cristal sin rayar.
  • Amoniaco perfumado y agua.
  • Dos baldes, para mezclar en uno de ellos el producto de limpieza con agua, y otro que llenarás sólo de agua para enjuagar la bayeta a medida que vayas retirando la suciedad.
  • Esponja para aplicar la mezcla de limpieza húmeda.
  • Bayeta de micro fibra para retirar los restos de suciedad después de frotar con la esponja.
  • Raqueta de cristalero para retirar los restos de agua y humedad del cristal.
  • Trapo para limpiar la goma de la raqueta cada vez que la pases por el cristal.
  • Mango telescópico adaptable a rasqueta para limpieza de cristales fijos.
  • Ayuda de otra persona, si hay que desmontar ventanas correderas para limpiar los cristales exteriores, o a la hora de sujetar el aspirador para poder trabajar en la limpieza de las zonas más altas.

 

Trucos para un resultado óptimo

  1. Pasa la aspiradora por aristas, esquinas y carriles, y elimina el polvo de lamas y cristales antes de comenzar a limpiar las ventanas en mojado, ayudándote de una bayeta al retirar la suciedad de éstos últimos, evitando así que se rayen cuando los mojes y frotes.
  2. Antes de comenzar con la limpieza de ventanas, protege la pared y el suelo en la zona en la que vas a trabajar, utilizando plástico de protección para pintura.
  3. Utiliza dos baldes: uno con amoniaco rebajado en agua, para humedecer una esponja y efectuar pasadas por todo la superficie del cristal, y el segundo balde de agua sola para limpiar cuantas veces sea necesario una bayeta de micro fibra escurrida con la que irás retirando los restos de suciedad.
  4. Si encuentras alguna mancha resistente en cristal, ayúdate con una rasqueta o cuchilla de cristalero para despegar todas las manchas.
  5. Utiliza una raqueta con labio de goma para desprender del cristal toda la humedad, y ayúdate con un trapo limpio para secar la goma antes de efectuar una nueva pasada.
  6. Repasa las esquinas y rayas con un paño de algodón puro, para evitar pelusas y fibras.

 

Si estás buscando una Empresa especializada en limpiezas verticales, puedes contar con El Esplendor.

Más de un siglo de limpieza a nuestras espaldas nos avala.

Contacte con nosotros para recibir un presupuesto personalizado gratuito.