Consejos prácticos

Aprende a limpiar un toldo fácilmente

El Esplendor San Pedro S.L desea ayudarte a mantener el aseo de tus espacios, bien sea casa u oficina te explicaremos cómo limpiar un toldo fácilmente para evitar la acumulación de basura, residuos y sucio. Entendemos que dejar nuestros hogares pulcros es complicado y lo es aun más cuando solemos pasar mucho tiempo fuera de casa, bien sea trabajando o estudiando. Sin embargo con nuestros consejos dejar la lona reluciente será mucho más sencillo.

La limpieza de un toldo en sencillos pasos

Durante la temporada pasada los toldos fueron nuestros mejores amigos, porque cumplían con la función de darnos un poco de frescura en el interior del hogar para tolerar la oleada de calor mientras pasaba el verano, pero para comienzos del otoño, estos suelen exponerse a la lluvia, viento y frío de forma constante, por lo que es conveniente aprender cómo lavarlos fácilmente para luego guardarlos y evitar que se dañen, en caso de que sean de lona. Si quieres conservarlo en buen estado lo mejor es aprender cómo limpiar un toldo ¿Por dónde empiezo? Pues lo primero que te recomendamos hacer es armarte de las herramientas necesarias, estas son:

  • Detergente líquido para ropa delicada.
  • Toalla de microfibra.
  • Agua tibia a punto de hervor.

Como ves son implementos que puedes tener en el hogar. Para empezar, toma una cubeta y agrega el jabón junto con el agua tibia, mezcla bien, ahora sumerge la toalla en el agua, exprime y pasa la toalla por la lona del toldo, si crees que esta muy sucio, en vez de usar el paño, puedes emplear un cepillo pero que sea de cerdas suaves para no dañarlo. Restriega sin cesar hasta que creas que ha quedado limpio.

Por lo general, esto es un proceso sencillo que se lleva a cabo en un día, pero si escoges el jabón incorrecto o realizas un paso de manera errónea, puedes perjudicar la lona del toldo. Recuerda que estos tiene un tiempo de vida de 10 a 15 años y esto puede variar de acuerdo a la calidad y el cuidado que se le dé durante su uso. Por eso es recomendable que busque la ayuda de los empresas que se dedican a esta actividad y permitas que duren mucho más tiempo. Si contratas los servicios de limpieza del Esplendor te garantizamos un trabajo de calidad a buen coste.

Cómo debe ser el cuidado de un toldo

Como ya lo mencionamos los toldos de lona tiene un corto período de vida y para garantizar que duren ese tiempo es mejor darle un buen cuidado. Por el clima de nuestros país, probablemente será más el tiempo que dure guardado y enrollado que dándonos sombras, sin embargo, por el típico clima del otoño es imprescindible que mientras no esté lloviendo se mantenga extendido para evitar que por la humedad, se cree un foco de moho, bacterias y hongos, lo que significa que para la llegada del próximo verano, quizás tengas que cambiarlo porque aun lavándolo, no le devolverás su buen estado.

Si lo tienes extendido durante la lluvia y quieres guardarlo, lo más recomendable es que esperes a que seque, ¿La razón? Pues ya lo acabamos de explicar, recuerda que a los hongos les agrada estar en sitios húmedos, cálidos y oscuros. Lo mismo pasa cuando quieras lavar tu piscina, debes estar pendiente y mantener los bordes y el agua en buen estado para evitar la proliferación de las bacterias.

No se trata de limpiar un toldo solo una vez, lo más recomendable es que se haga varias veces por año, pero específicamente, durante los últimos días de verano, para que al comienzo de esta temporada se tenga enrollado y libre de suciedad. Si no hizo la respectiva lavada al término de la pasada estación y no tiene tiempo para lavarlos durante este otoño, no te preocupes, contacta con nuestros equipo y sabremos cómo ayudarte.