Consejos prácticos

¿Qué es un tratamiento hidrófugo para fachadas?

By 20 agosto, 2019 No Comments

Un tratamiento con productos impermeabilizanteshidrófugos son sustancias o compuestos químicos que tienen como objetivo detener el agua, impidiendo su paso, y son muy utilizados en el revestimiento de piezas y objetos que deben ser mantenidos secos.

En una vivienda, sobretodo de construcción con más de 60 años, suele presentar un problema que puede convertirse en uno grave.

Hablamos de las humedades.

Y no solo porque estéticamente afecta al aspecto de los edificios, sino porque un soporte con humedad se deteriora más rápidamente y puede producir insalubridad en el interior de la casa.

Y como bien dice el refrán, vale más prevenir que curar.

Lo mejor es prevenir que el agua pueda filtrarse en las paredes y muros con tratamientos y productos de acabado impermeabilizantes.

¿Qué ventajas me proporcionará aplicar impermeabilizantes?

  • Evitarán que el agua de lluvia se filtre a través de los muros llegando la humedad al interior de la vivienda.
  • Permitirán que las fachadas permanezcan en buen estado durante mucho más tiempo.
  • No es necesario alterar el aspecto de las fachadas si se eligen impermeabilizantes transparentes.
  • Evitarán la aparición de salitre, esas antiestéticas manchas blancas, en los paramentos.
  • Son eficaces contra el musgo, los hongos y otros agentes asociados a la humedad que afean las fachadas.

Los muros deben de «respirar»

Es conveniente elegir un producto que deje circular el aire de dentro hacia afuera de la vivienda, para evitar así que se formen humedades dentro de nuestra vivienda.

De esta forma la fachada, muro o pared se encontrará sano por más tiempo.

 

¿Qué tipos de impermeabilizantes para muros hay?

No hay que olvidarse que los impermeabilizantes no son sólo para las fachadas.

Todos los muros que son subterráneos, como garajes o sótanos, deben estar impermeabilizados. Y evitaremos humedades y filtraciones de agua de la parte superior de la vivienda.

Impregnantes hidrófugos

Se trata de productos transparentes a base de silanos, que impregnan la superficie de las fachadas y muros, creando una película hidrofugante que, a la vez, permite respirar el muro.

Al no alterar el aspecto de la fachada o, como mucho, aportar un ligero brillo satinado, son perfectos para gran variedad de materiales de construcción, como muros de ladrillo, de mortero, de piedra, hormigón…

Se aplican con brocha o rodillo o pistola a baja presión y generalmente una capa basta para lograr el efecto impermeabilizante durante 3 o 4 años.

Antes de aplicarlos, debes asegurarte de que la superficie esté en buen estado y limpia de polvo.

Además de prevenir la humedad, evitan todos los agentes asociados a ésta que pueden afear la fachada, como los hongos, el musgo o el salitre.

Emulsiones y revestimientos impermeabilizantes

Son productos líquidos a base de sustancias bituminosas y fibras elásticas que se aplican con rodillo y actúan como imprimación o como capa de acabado para reducir el riesgo de filtraciones en muros  y superficies exteriores en general.

Este tipo de revestimiento elástico es perfecto para paredes que están sometidas a cierto movimiento, por ejemplo de asentamiento en nuevas construcciones, o de contracción-dilatación en zonas geográficas con mucha diferencia de temperatura entre el día y la noche.

La elasticidad evita que se produzcan esas microfisuras que afean el soporte y constituyen un punto por el que el agua puede filtrarse.

Puede aplicarse sobre prácticamente cualquier tipo de material de fachada con brocha, rodillo de pelo corto o pistola de baja presión.

Pinturas impermeabilizantes

Son pinturas acrílicas a base de silicatos, que decoran las fachadas o muros, protegiéndolos de las consecuencias del agua de lluvia, a la vez que los dejan respirar, para evitar las condensaciones en el interior de la casa.

Están disponibles en distintos colores y se pueden aplicar sobre cualquier soporte ligeramente poroso, como ladrillo, mortero, cemento, fibrocemento o sobre paredes con pintura a la cal o silicatos.

En soportes muy lisos es aconsejable aplicar previamente una imprimación pero siempre con las mismas características que estas pinturas, es decir, impermeables pero que dejen respirar al muro.

Tienes pinturas impermeabilizantes mates o satinadas, con aditivos que evitan que se fije la suciedad en el muro, sin disolventes, resistentes al lavado con hidrolimpiadora…

Se aplican con brocha, rodillo o pistola de baja presión y es aconsejable siempre dar dos capas, para obtener una total cubertura.

Morteros de enfoscado

Existen morteros y pastas impermeabilizantes para revestir fachadas exteriores y muros que puedan estar sometidos a humedad.

Se trata de productos especialmente formulados para colocar en soportes verticales, ya que no se descuelgan con el peso.

Estos productos no son de acabado, por lo que sobre ellos hay que aplicar pintura o colocar el revestimiento adecuado.

Morteros decorativos

Morteros monocapa y morteros a la cal con propiedades impermeabilizantes para fachadas y como revoco decorativo.

Los encuentras con muchos tipos de acabado: para liso, raspado, fratasado…, además de variados tonos y colores.

Aditivos impermeabilizantes

Estos aditivos permiten convertir en impermeabilizante cualquier mortero u hormigón.

Se presentan en forma líquida y se añade a la mezcla del mortero una vez preparada.

Es importante seguir las instrucciones del envase en cuanto a su dosificación.