Consejos prácticos

Máquinas de limpieza de uso frecuente

By 6 noviembre, 2017 No Comments

Las máquinas de limpieza nos ayudan a mejorar muchas veces las condiciones de trabajo en limpieza, sustituyendo en ocasiones el trabajo manual con frecuencia pesado y poco higiénico.

Su utilización nos permite reducir las horas de trabajo a la vez que se obtiene un mayor grado de limpieza.

El conocimiento de las características de las máquinas es muy importante para conseguir la rentabilidad deseada en función el trabajo que deben desempeñar.

Por medio de las máquinas conseguimos, a través de un mayor grado de tecnificación, el abandono de las técnicas manuales, donde la limpieza exige una gran aportación directa del esfuerzo personal, con unos resultados muy deficientes, en comparación con las prestaciones que en una racional aplicación nos presentan las máquinas cuando se conocen y aplican en su dimensión apropiada.

Máquinas de uso más frecuente

  • Máquinas rotativas monodisco. La más versátil. Basada en el principio de un disco giratorio robusto portaplato de arrastre o cepillos y equilibrado dinámicamente. Sirven para resolver todos los problemas de los suelos, resultando una herramienta inmejorable para la limpieza y abrillantado de los mismos.
  • Aspiradoras de agua y polvo. El objetivo principal, como su nombre indica, es la aspiración mecanizada del agua y del polvo, rentabilizando en cantidad y calidad el trabajo manual. Es una máquina de uso profesional y es válida para todo tipo de superficies.
  • Fregadoras automáticas. Se trata en principio de una máquina fregadora y de una aspiradora de agua y polvo acopladas. Existen varios modelos de varios tamaños. Es preciso elegir el modelo que se adapte mejor al grado de obstrucción de los locales. Estas máquinas permiten rendimientos muy elevados y están especialmente diseñadas para la limpieza de pasillos, vestíbulos de entrada, almacenes supermercados, fábricas, etc.
  • Máquinas de presión o hidrolimpiadoras. La hidrolimpiadora es básicamente una máquina que toma agua a baja presión, de un depósito de la red, y a través de una bomba la impulsa a alta presión a través de una manguera especialmente preparada para soportar presiones elevadas, una pistola que abre o cierra el paso de agua y una lanza, con una tobera en su extremo final que al reducir considerablemente el paso de agua, convierte la presión en velocidad.
  • Generadoras de vapor. La fuerza del vapor, elemento natural, con una temperatura que alcanza 200°C y una presión que va desde 4 a 20 bares, asegura una profunda limpieza en cualquier superficie sin dañarla. El vapor tiene capacidad desinfectante, elimina los efectos contaminantes con sustancias biológicas y químicas. Destruye microorganismos como el moho y los ácaros. Elimina bacterias y hongos.
  • Barredoras‐aspiradoras. Las barredoras de suelos, sustituyen el barrido manual y permiten eliminar el polvo, la grava y escombros ligeros, con mayor eficacia y rapidez.
  • Inyección‐extracción. La limpieza por inyección‐extracción es un método rápido y eficaz para la limpieza de superficies textiles.

El agua y el detergente son inyectados en la moqueta o tapizado, la solución capta la suciedad, que es extraída por aspiración, lo que evita redeposiciones y tiempo de secado. Puede limpiar tapicerías con la boquilla manual.

El conocimiento de las características de las máquinas es vital para conseguir la rentabilidad deseada en función del trabajo que deben desempeñar.