Suelos

Limpieza de suelos en oficinas

By 23 septiembre, 2019 No Comments

La limpieza de los suelos de nuestras oficinas es imprescindible para que nuestros trabajadores se encuentren en óptimas condiciones para el trabajo.

Si no es así debes plantearte buscar una solución.

Si crees que últimamente el suelo de tu oficina está muy sucio, quizás haya llegado el momento de plantearte contratar un servicio de limpieza profesional de oficinas o cambiar la empresa que realiza esa función en tus instalaciones.

 

Los 3 pasos para dejar el suelo perfecto

Cada tipo de suelo tiene unas necesidades y por eso no todos los suelos se limpian de la misma forma.

Algunos requieren de un mantenimiento constante, mientras que otros son más agradecidos y no dan tanto trabajo.

Sin embargo, hay unos pasos generales que se aplican en cualquier superficie si queremos que esté siempre impecable.

limpieza suelos oficinas

Paso 1

Lo más esencial para poder hacer la limpieza de suelos es que no haya nada por medio.

En consecuencia, primeramente, deberemos asegurarnos de que el suelo está despejado para facilitar nuestro trabajo.

De no ser de esta forma, deberemos retirar cualquier objeto que haya.

Por servirnos de un ejemplo, las mesas pueden quedarse en el suelo, mas las sillas va a ser mejor que las pongamos encima del escritorio.

Paso 2

Retirar la suciedad superficial es el próximo paso.

Para ello podemos barrer el suelo, fregarlo o bien pasar la aspiradora.

La técnica queda a nuestra elección, si bien es verdad que, por poner un ejemplo, para los suelos de moqueta, la opción mejor es la del aspirador.

En ciertas pequeñas empresas familiares es frecuente que haya algún animal, como un gato.

En un caso así, va a haber pelos de la mascota por todos lados.

Una mopa va a ser realmente útil a fin de que todos se queden adheridos en la bayeta.

Ya antes de utilizar la mopa, podemos ajustar el mango para manejar el instrumento más de forma cómoda.

Si deseamos prosperar la eficiencia de la mopa, podemos humidificar la bayeta. Esto nos puede venir realmente bien cuando el suelo está pegajoso.

Paso 3

Fregar el suelo. Esta es la última parte y es con la que logramos que nuestros suelos queden relucientes.

Podemos hacerlo como toda la vida o bien usar alguna máquina para adecentar suelos.

Es posible que nos brote una duda: ¿cuál es la frecuencia de limpieza de un suelo?

La verdad es que no hay una única contestación adecuada. Todo depende del material del suelo y de la cantidad de personas que lo recorren.

Lo común es que los encargados de prestarnos el servicio de limpieza de oficinas asistan a nuestra sede una 3 veces por semana para realizar la limpieza de suelos.

Aunque, es verdad que en una oficina muy recorrida es posible que precisemos este servicio diariamente.

Asimismo se puede dar el en caso de que en ocasiones trabajemos desde casa y solo asistamos a la oficina ciertos días específicos.

Si es de esta forma, podemos reducir la frecuencia de limpieza a un día por semana.

 

Consejos para una limpieza de suelos de oficinas perfecta

  • Hacer a limpieza de suelos fuera del horario de los trabajadores de la oficina puede ahorrarnos bastante tiempo.
    Si limpiamos al paso que los empleados hacen su trabajo, deberemos hacer que se levanten de su puesto y nos expondremos a que pisen el suelo que hemos fregado.
    Si nos ocupamos de la limpieza tarde o bien temprano del horario laboral, evitaremos estos inconvenientes.
  • Aparte del limpiador concreto para nuestro género de suelo, podemos verter un tapón de suavizante para la ropa en el agua que tenemos dispuesta para fregar.
    Así lograremos que quede un agradable aroma a limpio aun horas tras hacer llevado a cabo la limpieza de suelos.
  • Los suelos de madera son frágiles y si los empapamos se pueden pudrir.
    Lo mejor es que escurramos realmente bien la fregona ya antes de pasarla por el parqué.
    Así lograremos suprimir la suciedad mas no estropearemos la belleza de nuestro suelo.

limpieza suelos oficinas

  • Si la madera ya ha perdido su brillo natural, podemos agregar al agua del cubo un chorro de vinagre para adecentar el parqué.
    Esta mezcla es idónea para destacar el brillo de este género de suelos.
  • Técnicas de los 2 cubos. Siguiendo este procedimiento podemos fregar grandes superficies sin precisar mudar el agua.
    Para realizarla precisamos 2 cubos: uno con limpiador y otro con agua templada. Los pasos a proseguir son:
    Introducimos la fregona limpia en el cubo que contiene una solución limpiadora. La escurrimos y la pasamos sobre la superficie.
    Ahora, enjuagamos la fregona en el cubo que solo contiene agua y la escurrimos.
    Volvemos a humedecer la fregona en el agua con limpiador, suprimimos el agua que sobra y, nuevamente, frotamos con ella el suelo.

 

Estos 3 pasos se repiten hasta el momento en que concluyamos. Así, logramos que la suciedad se quede en el cubo con agua y nuestra fregona continuará limpia para fregar tantos suelos como deseemos.

  • Usar bicarbonato para adecentar el suelo de losas es una gran idea. De esta manera suprimimos con eficacia la suciedad. A fin de que la superficie quede refulgente podemos efectuar una segunda pasada con la fregona mojada solo en agua, esta vez sin bicarbonato.