Consejos prácticos

Cómo limpiar una oficina de forma rápida y eficiente

By 15 diciembre, 2019 No Comments

La oficina uno de los lugares donde nos pasamos más tiempo, incluso podríamos decir que sería nuestro segundo hogar. En ese lugar pasamos una gran cantidad de tiempo por lo que es importante mantenerla limpia. En este artículo que traemos hoy en El Esplendor estaremos hablando sobre cómo limpiar una oficina de forma rápida y eficiente evitando esa situación incómoda de conseguir polvo o desorden en tu escritorio.

Cuando tenemos una oficina limpia, es muy necesario mantener el orden. Tomar en cuenta cómo se debe llevar a cabo la limpieza de una oficina nos ayudará a mantener un espacio de trabajo bien adecuado, además que brindará un clima laboral lleno de energía.

Antes de saber cómo llevar a cabo la limpieza de forma rápida y eficiente en tu oficina, debes conocer cuáles son algunos de los materiales que debes implementar. Es muy importante tomar en cuenta este aspecto ya que así lograrás cuidar al máximo todos los elementos de la oficina que vas a limpiar.

Cómo limpiar una oficina de forma rápida

Seguramente ya te has preguntado cuáles son los mejores implementos para limpiar una oficina de una forma más eficiente y rápida. El mejor momento del día para llevar a cabo la limpieza de una oficina es cuando los trabajadores no se encuentran en ella, debido que se levanta polvo y es preciso movilizar ciertos muebles para llevar a cabo una limpieza mucho más a fondo.

En todo momento debes tomar muy en cuenta que llevar a cabo una limpieza rápida no es sinónimo de un resultado de limpieza a fondo.

¿Cómo limpiar una oficina mucho más rápido y de forma eficiente?

Primero que nada, debes reconocer todos aquellos elementos que deben ser limpiados de forma diaria, estos son en los que se acumula mayor cantidad polvo. Cuando hayas comenzado a limpiar, debes abrir todas las ventanas para obtener una buena ventilación. Esto ayudará a eliminar todos los olores causados por los productos de limpieza. Es aconsejable llevar a cabo la limpieza en el siguiente orden para así no ensuciar lo que ya hemos limpiado.

Comienza con los artefactos electrónicos

Debemos comenzar con la limpieza de todos aquellos dispositivos electrónicos que son de gran importancia, y que debido a su gran uso se convierten en foco de bacterias. Para comenzar a eliminar todo el polvo de estos sectores es recomendable utilizar una bayeta de micro fibra húmeda. No es recomendable humedecer directamente el equipo electrónico ya que podría sufrir daños.

Recuerda en todo momento que para limpiar un ordenador es preferible que lo hagas con productos de limpieza que han sido destinados para ello. No utilices productos para limpiar ventanas o algún detergente fuerte.

En el caso de los teclados, es recomendable utilizar una aspiradora a baja frecuencia para eliminar todos aquellos residuos de polvo. En estos elementos suele caer comida que se incrustan en el teclado y son difíciles de sacar.

Limpiar los muebles que se encuentran en la oficina

Como hemos mencionado antes, hay que tomar en cuenta el material que usaremos para limpiar. Es posible que nos consigamos con muebles de madera, metálicos o de plástico. La mayoría de los casos estos muebles deben ser limpiados utilizando una bayeta de micro fibra húmeda que se acompañe con un detergente neutro. No es recomendable utilizar sprays o algún tipo de silicón para mobiliarios que sean de madera, ya que están perdiendo su aspecto original.

Toma en cuenta que cuando el mueble ya está algo deteriorado, lo mejores utilizar algún producto jabonoso para que la limpieza sea más profunda.

En muchas de las oficinas, las sillas suelen ser de tela, por esa razón es recomendable aspirarlas todos los días para evitar que se acumule gran cantidad de polvo. Por ello no debes preocuparte, el hecho de aspirar todos los días no te quitará mucho tiempo ya que sólo se trata del área de trabajo. A largo plazo, notarás que se acumula menos suciedad.

Continúa con el suelo de la oficina

De igual forma como se hizo con los muebles, se debe tomar muy en cuenta el tipo de suelo que vamos a limpiar. No es lo mismo llevar a cabo la limpieza de un parquet que limpiar tarima o terrazo. Cuando limpiamos el suelo de una oficina debemos emplear una mopa, ésta se encargará de atrapar de una forma eficiente el polvo y evitará la formación de grietas en el suelo. Por esa razón no tendrás que repetir el proceso como sucede cuando se utiliza una escoba.

Dependiendo del número de personas que se encuentran en la oficina, se debe determinar la cantidad de veces que se limpia el suelo de la oficina. En la mayoría de los casos, es recomendable llevar a cabo una limpieza por al menos dos o tres veces por semana.

Para llevar a cabo esto, es preciso que se friegue el suelo por medio de un producto que sea para este tipo de superficie. Si cuentas con una oficina con acabado de cerámica, tendrás que utilizar vinagre blanco, bicarbonato de sodio, amoníaco o algún producto de limpieza especializado únicamente para este material.

Tendrás que evitar en todo momento los productos que hemos mencionado anteriormente si, el suelo de la oficina es de madera. Si el suelo es de moqueta, tendrá que aspirarlo para que logre darle un acabado perfecto

Si en tu oficina se utiliza una gran cantidad de alfombras, lo más recomendable es que la aspires frecuentemente. Éstos son elementos que son un poco complicados de limpiar, por ello, en este caso lo más recomendable es que cuentes con ayuda profesional.

Todo dependerá del tipo de suelo que tengas, lo cual hará que se complique o no la limpieza. De igual forma, lo mejor del caso es que conozcas al detalle cuáles son los elementos con los que cuentas en tu oficina para que puedas llevar a cabo una limpieza de forma correcta y disminuyas el tiempo que te vaya a tomar.

Limpieza en equipo

Debemos dejarle muy claro los empleados que para mantener un sitio de trabajo ordenado es necesario evitar ciertos aspectos como: no recoger algunos elementos que ya no necesitan, tener basura en su sitio de trabajo, en aquellos casos cuando se derrama cierto líquido, debe ser limpiado de forma rápida para que se eviten consecuencias.

Este tipo de cambio estará ayudando a que la limpieza de la oficina sea mucho más rápida. Esto se debe a que no estaremos malgastando el tiempo en desechar toda aquella basura o elementos que no nos sirven.

Emplear una limpieza de forma diaria también nos ayudará a agilizar con ciertos procesos. Estaremos evitando las grandes acumulaciones de polvo y de suciedad en la oficina. Así haremos que limpiar la oficina sea algo más rápido y con excelentes resultados.

Llevar a cabo una limpieza adecuada y de forma regular hará que tu oficina goce de una gran cantidad de beneficios. Estas mejorando la productividad de sus trabajadores ya que es bastante desagradable estar en un sitio con poca limpieza y que tenga mal olor.

Esto ha sido todo por hoy, esperamos que estos consejos te sean muy útiles al momento de limpiar tu oficina de una forma mucho más rápida y eficiente. Si quieres saber más acerca de nosotros puedes visitar el blog o dirigirte a nuestra sección de Servicios y adquirir el que mejor se adapte a tus necesidades.