CleancoCleanco

Cómo hacer un buen barnizado en pisos de barro

Siempre nos preocupamos por mantener nuestro hogar en buenas condiciones y los pisos de barro no están exentos de esto. Tener un piso de barro le da un toque rústico a nuestro hogar y en ciertos casos se emplean para exteriores. Si con el tiempo dejamos que este se vaya deteriorando, tendremos un piso opaco y que causara muy mala impresión.

Es preciso que a medida que va pasando el tiempo barnicemos nuestro piso de barro para mantenerlo como si fuera nuevo. Barnizar puede ser una tarea sencilla si lo hace de una forma ordenada y con los instrumentos adecuados. Es por ello, que el artículo que le traemos hoy en El Esplendor le enseñaremos que herramienta necesita y como se debe hacer el barnizado de su piso de barro.

 

 

Herramientas

 

Deberá contar con los implementos que le mostramos a continuación:

  • Cinta de carrusel para proteger aquellas cosas que no deseamos barnizar.
  • Cubeta pequeña donde vamos a verter el aceite sintético para cerámicas.
  • Rodillo.
  • Brocha.
  • Mascarilla si así lo desea.
  • Un trapo.

 

Materiales

 

Es esencial que tome en cuenta el siguiente material para lograr un acabado perfecto:

  • Aceite de tipo sintético para cerámicas.

 

Procedimiento

 

Importante: Antes de iniciar este proceso de barnizado, la superficie debe estar completamente libre de cualquier sociedad o grasa. Por ello, debe percatarse de limpiarla muy bien con anterioridad.

 

 

Primero deberá cubrir con cinta todos aquellos elementos que no desea barnizar, esto los protegerá de ser manchados por el barnizado. Ahora aplique de forma ordenada el barniz en todo el piso de barro que deseamos hacerle mantenimiento.

 

 

Lo importante de llevar a cabo este procedimiento es dejarlo reposar al menos unas 24 horas luego de aplicar la primera mano. Una vez deje pasar el tiempo correspondiente, aplique una segunda mano de aceite de tipo sintético para cerámicas. Al pasar esta segunda mano de barnizado deberá dejarla reposar de nuevo y así ha concluido.

 

 

En el caso de que esté pintando en exteriores se debe proceder de la misma forma que en interiores. Tome en cuenta que la duración de este producto es muy limitada.

Al terminar el proceso de barnizado podrá observar que su piso quedó como si fuese nuevo.

Esto ha sido todo por hoy, esperamos haberle ayudado. Conozca más acerca de nuestros consejos prácticos de limpieza en El Esplendor.

 

Saque a las cucarachas de su hogar con estos consejos

Lamentablemente el calor también atrae algunas malas noticias. Con la llegada del calor la actividad de las plagas se intensifica mucho más. Una de las más comunes son las cucarachas. Aunque no debe preocuparse, es muy fácil hacer que éstas salgan de su hogar.

Debe tener en cuenta que estos desagradables insectos se mantienen mucho más activos en las horas nocturnas. Por esta razón, es normal que cuando nos levantemos en la madrugada y nos dirijamos a la cocina o al baño encontremos estos desagradables inquilinos.

Cabe resaltar que estos animales son muy resistentes. Puede ocurrir que algunos productos y trampas que compremos en el mercado para acabar con estos insectos no sea suficiente. Ya que, con el paso del tiempo se han vuelto inmunes a todas estas sustancias.

 

 

Bórax para terminar con estos insectos

 

Podemos destacar, que estos insectos no se resisten a los efectos que causa el ácido bórico. Es importante que si usted sufre de esta plaga pruebe esta fórmula que se está utilizando para eliminar a las cucarachas.

Lo único que va a necesitar es azúcar, leche y ácido bórico. Sólo deberá utilizar una cucharada de azúcar y ácido. Luego tendrá que añadir la leche hasta que esta mezcla tome una textura pastosa con la que podamos trabajar. Luego procederemos a hacer una especie de bolita no muy grande

Estas bolitas tendrá las colocará en todas aquellas zonas y rincones en los que usted ha sospechado que estas cucarachas viven. Debe tener mucho cuidado si posee mascotas, en caso de que sea así, tendrá que esconderlas donde su mascota no tenga acceso a ellas ya que les puede hacer daño.

Otro remedio que funciona eficazmente es mezclar ácido bórico seco y azúcar por todos los rincones de su hogar.

Mantenga limpio su control remoto con estos tips

Es común que en nuestros hogares tengamos ciertos artefactos que sean de uso cotidiano como el control remoto. Estos también requieren de limpieza completa y con gran regularidad. En algunos casos pueda que no le damos la importancia a limpiar ciertos artefactos como el control remoto de nuestros televisores y algunos dispositivos parecidos a este.

Pero imagínese algo, este es un aparato que se utiliza una gran cantidad de veces al día y con el tiempo se va llenando de bacterias. También suele suceder que en muchos de los casos este comienza a fallar porque no le hemos dado una limpieza adecuada, por lo que se ha acumulado una gran cantidad de suciedad afectando a los circuitos.

Pero no se asuste, la limpieza de estos artefactos no es difícil como usted piensa. Sólo necesitará un destornillador, un algodón y alcohol.

 

 

Consejos de limpieza para control remoto

Tome en cuenta que los botones y la carcasa no son elementos frágiles o que puedan ser dañados fácilmente. Sólo debemos tener mucho cuidado con los circuitos electrónicos del control remoto. Es por ello que una vez que desarmemos el artefacto electrónico como el control remoto. Debemos colocar el circuito en un lugar que esté lejos de nuestro sitio de trabajo donde llevaremos a cabo la limpieza. Esto para que no sufra ningún daño o se moje el control remoto.

La carcasa del control remoto la podemos limpiar muy fácilmente pasando un algodón por alcohol. Esto lo podemos implementar también para los botones frontales de nuestro control. Para las ranuras o huecos, se les recomienda utilizar una especie de bastoncillo al limpiar nuestro control remoto. Así podemos llegar a los rincones más incómodos.

Cómo limpiar las ollas de acero inoxidable de forma sencillaAprende a limpiar las manchas en paredes con pintura plásticaLo que debes hacer al limpiar en casa,Cómo quitar el olor a vómito de la alfombra,Cómo mantener limpia la mampara de la ducha.

Deje sus piezas de porcelana relucientes con estos consejos

En los últimos tiempos han aparecido muchas clases de materiales, siendo muy prácticos y a la vez duraderos. Pero aun así hay muchas personas que optan por la elegancia y belleza de las piezas de porcelana. Por ello prefieren mantener sus vajillas de este material. Éstas suelen darle un toque diferente a nuestra mesa.

La limpieza de alguna piezas de porcelana no tiene por qué darle un gran dolor de cabeza. Sólo debemos implementar un detergente neutro y agua tibia. Podemos proceder a realizar el trabajo nuestras piezas de porcelana de forma manual o con un lavador automático. Siempre tome en cuenta que este procediendo con mucho cuidado para no dañarlas.

 

 

Las piezas de porcelana se deteriora

Es inevitable que con el paso del tiempo nuestras vajillas de piezas de porcelana se vayan poniendo un poco feas. Una de las reacciones más comunes que ocurre con el tiempo es que la piezas de porcelana se va poniendo amarilla. En vez de presentar su color blanco reluciente. También puede ocurrir que algunas manchas no desaparezcan tras lavarlas de forma convencional. Si usted posee alguno de estos casos, le recomendamos esta solución que es muy fáciles de implementar.

Si desea blanquear sus objetos de piezas de porcelana. Es importante la limpieza de piezas de porcelana que tome en cuenta dos productos muy eficaces: la lejía y el cloro. Usted podrá rociar con cualquiera de estos dos elementos a sus piezas de porcelana en un contenedor que tenga agua fría. Deberá dejarlas reposando al menos por una hora para que estas piezas recuperen su color. Al final sólo deberá limpiarlas con un trapo.

Este método también funciona para eliminar algunas manchas que sean resistentes, solo sustituya la lejía o cloro por bicarbonato.

Uno de los problemas más comunes en las piezas de piezas de porcelana a también suele ser las grietas que aparecen con el tiempo. Para la solución final este problema sólo debe hervir leche, cuando ésta se encuentre en punto de ebullición, introduzca las piezas por al menos unos 20 minutos. Luego proceda a secarlas.

Trucos de limpieza que te harán la vida más facilLo que debes hacer al limpiar en casaCómo limpiar las ollas de acero inoxidable de forma sencilla, Enfermedades provocadas por no limpiar correctamenteCómo hacer una limpieza general antes de mudarteBuenos hábitos de limpieza en el hogar.

Algunos trucos utilizados por amas de casa

Suele suceder que en muchos de los casos utilizamos las grandes referencias que hacen los profesionales dedicados a la limpieza. Pero nunca debemos dejar de lado a las personas que cuentan con mayor índice de experiencia y estas son todas aquellas amas de casa, quienes ofrecen una cantidad ilimitada de trucos que también pueden ser implementados por nosotros mismos para mejorar la eficacia de nuestra limpieza.

 

 

Consejos prácticos

 

En algunos casos las batidoras, procesadores de alimentos y rayadoras, suelen ser un dolor de cabeza al momento de limpiarlas. El gran inconveniente que presentan estos artefactos es la comida que queda atrapada en ellos. Si antes de proceder a limpiar estos artefactos vierte un poco de aceite, verá que logrará una limpieza mucho más rápida y con mucha más facilidad.

La cafetera puede ser otro dolor de cabeza también. Uno de los grandes inconvenientes que se presenta en las cafeteras son aquellas incrustaciones que deja el mismo café. Para que nuestra cafetera tenga una vida útil y más larga se le recomienda ponerla a funcionar con agua y unas cuantas gotas de vinagre.

El horno también es otro artefacto difícil de limpiar. Éste suele mancharse al caer ciertos líquidos quedando pegados gracias al calor. Sólo deberá verter un poco de bicarbonato y dejar que se enfríe. Una vez esté frío el horno, retire mediante un trapo húmedo las manchas y verá cómo desaparecen.

No debemos olvidarnos nunca de la nevera o frigorífico. Es común que en este tipo de artefacto se propaguen ciertas bacterias, es por ello que debemos tomar en cuenta la limpieza de este artefacto. Sólo deberá utilizar un poco de agua y bicarbonato para llevar a cabo la limpieza de la nevera.

Mantenga impecable sus objetos de aluminio

El aluminio se ha convertido en uno de los elementos fundamentales que sirven de decoración en nuestros hogares y locales. También ha sido una de las bases con la que se fabrican ciertos aparatos y objetos que utilizamos en nuestra vida. Sobre todo aquellos que se implementan en la cocina.

La utilización del aluminio y su gran predominio está dada gracias a sus destacables propiedades como elemento. Suele ser muy ligero, es inoxidable y figura como un gran conductor de calor, además no es magnético.

Pero quizás, lo más importante no es que sea uno de los más demandados, lo destacable es que debemos saber cómo mantenerlo en buen estado y que éste posea unas óptimas condiciones de uso. Destacando que una de sus grandes virtudes es la facilidad con la que se puede limpiar estos artefactos de aluminio.

 

Aluminio diversas opciones de limpieza

Cuando se dirija al mercado podrá conseguir un sinfín de elementos de limpieza específicos para estos objetos. Principalmente está una de las fórmulas más comunes y utilizadas para mantenimiento nuestro aluminio impecable.

Si usted es de las personas a las que le gusta una limpieza mucho más casera, le recomendamos hacer una mezcla de agua con jabón, con unas cuantas gotas de amoniaco. Evite utilizar productos abrasivos como por ejemplo, la lejía. También tenga cuidado con el tipo de paño que utilice. Le recomendamos utilizar uno de nylon si presenta gran sociedad, pues, el metal puede dañar sus artefactos de aluminio.

El arte de la detersión es eliminar o desgastar una comunidades ciertas partículas que en este caso forman el aluminio. Siendo el proceso de limpieza del aluminio con productos químicos que pueden degradar este metál con lo cual se recomienda leer instrucciones de uso.

En la antigüedad este metal se no se utilizaba por su alto coste de producción. Siendo en la actualidad de uso más que frecuente  e indispensable en herramientas culinarias.

Limpie eficazmente del acero inoxidable

El acero inoxidable está presente en muchos de los objetos que nos rodean en nuestro día a día. Esto quiere decir que muchos de ellos deben cuidarse de forma regular. Es importante mantener estos artefactos limpios, ya que dependiendo de una limpieza con regularidad, le daremos una mayor duración. Es por ello que en este articulo le enseñaremos a hacer una limpieza adecuada de sus instrumentos de acero inoxidable.

En el mercado usted puede conseguir un sinfín de elementos que le ayudará a limpiar la suciedad el inoxidable. Pero también hay algunos trucos que le pueden facilitar esta tarea.

Debemos tomar en cuenta que el hecho de que se llame acero inoxidable no implica que este esté inmune a la oxidación. Lo que implica esta denominación es que el óxido no pasaría de su capa superficial.

Pero una vez dicho esto, veamos cómo se debe proceder correctamente para limpiar todo artefacto que sea de acero inoxidable.

 

 

Consejos para limpiar el acero inoxidable

 

Lo primero que tiene que hacer es tomar un trapo suave o paño para el trabajo. Debemos inspeccionar detenidamente este y percatarnos de que no tenga algún elemento que pudiera rayar la superficie que vamos a limpiar.

Tradicionalmente hay muchas personas que utilizan polvo de ceniza y la frotan en los artefactos de acero inoxidable. Aunque a usted le parezca extraño, éste suele dar unos resultados impecables.

Para que esto le resulte mucho mejor, puede mezclar un poco de ceniza con aceite. Luego de frotar esto por encima del acero inoxidable, también podrá utilizar un poco de alcohol, esto ayudará a quitar completamente las cenizas y dejarle un acabado brilloso. También puede utilizar el zumo de limón como abrillantador.

Esto ha sido todo por hoy, esperamos que pueda limpiar correctamente sus piezas de acero inoxidable a fin de preservarlas. Conozca mas consejos de limpieza en nuestro blog.

Consejos de limpieza para quienes odian realizar estas tareasDeje sus piezas de porcelana relucientes con estos consejosCómo quitar el olor a vómito de la alfombraCómo abrillantar un suelo de concretoCómo limpiar las ollas de acero inoxidable de forma sencillaAlgunos trucos utilizados por amas de casa.

Empresa de limpieza en Marbella

Siempre hemos escuchado alguna vez, que se debe separar la ropa por colores antes de llevarla a la lavadora. Sin embargo, es común que encontremos alguna prenda desteñida por alguna razón. Hay casos en los que ésta suele ser imposible recuperarla. En otros casos, podemos aplicar ciertas medidas y así no perderla.

Una de los trucos más comunes es lavar la ropa con agua caliente. Luego proceder a dejarla remojando en agua, en la cual, usted haya hervido anteriormente unos huevos. Esto ayudará a desprender ciertas sustancias diluyendo completamente el tinte. También funciona hirviendo algunas hojas de laurel.

¿Qué hacer con las prendas delicadas?

 

Si son prendas más delicadas, también las puede sumergir en un recipiente con leche. Luego proceda a utilizar un detergente muy delicado para lavarla. Aunque también, en muchos casos se termine llevando este tipo de prendas a la tintorería, como parte de buscar una solución más profesional. En estos lugares profesionales seguramente tendrán algunos productos que podrán salvar su ropa.

Si está en el caso de que sea una prenda blanca en la cual haya aparecido una mancha de un color determinado, usted podrá utilizar la lejía. Antes de llevar a cabo esta tarea tendrá que asegurarse de que los tejidos de esta prenda dañada es lo suficientemente resistente. También podrá utilizar algún producto que incluya cloro. En la actualidad se comercializan productos que contienen lejía, los cuales poseen menos agresividad y le serán muy útiles en este tipo de casos.

Elimine las manchas de vino tinto en su ropa

Cada vez se acerca más las navidades y con ello se junta una época llena de celebraciones. En este momento tan importante del año todos hacemos un esfuerzo por lucir las mejores prendas, tanto en la mesa,  como en nosotros mismos. Pero suele ocurrir, que desafortunadamente si querer manchemos algunos tejidos con contenido que es muy difícil de limpiar como el vino tinto.

En navidad, quien lidera las manchas es el vino tinto por ser una de las más comunes y la más difícil de eliminar. Sin embargo, hay algunos trucos que le hará eliminar este tipo de mancha. Lo primero que le recomendamos tener es una reacción de forma inmediata al momento de marcharse. En mucho de los casos, una reacción rápida le ayudará a eliminar eficazmente esta mancha.

También tendrá que verificar si el tejido que ha sido manchado permite ser lavado por agua o sino deberá tratarlo al seco.

 

 

Otras recomendaciones

 

Uno de los productos que le recomendamos tener a la mano es el talco. Al mancharse con vino, inmediatamente deberá verter un poco de talco sobre la parte húmeda. Cuando ésta ya esté seca, tendrá que retirar el talco mediante un cepillo suave. Luego de esto tendrá que lavar la prenda como lo hace habitualmente. Este mismo efecto lo podemos lograr con sal también.

Otro de los elementos que funciona eficazmente es la leche. Antes de utilizarla debemos calentarla y colocar en ella nuestra prenda para dejarla en remojo. Podrá notar cómo algunos minutos desaparece la mancha. Luego tendrá que lavar la prenda como lo hace habitualmente.

Limpie su pantalla plana sin causarle ningún daño

Al aparecer las pantallas planas en el mercado nos ha brindado una imagen excelente. También nos ofrecen más espacio libre en nuestros muebles. Pero una de las grandes dudas, es la forma en la que se debe limpiar estos aparatos. Por lo general, estos televisores son muy frágiles lo que nos lleva a pensar que podemos estropearlos muy fácilmente.

Es que si colocamos en contraste a los televisores antiguos, podemos decir que estos eran muy fáciles de limpiar. Prácticamente era como otro mueble en nuestra casa. Sólo se le pasaba un trapo por encima para quitarle el polvo y luego le echamos limpiacristales para acabar con cualquier tipo de mancha.

Esto no tiene nada que ver con los televisores de la actualidad. La superficie de estos nuevos televisores son fabricadas con cristal líquido, por ello, debemos tener mucho cuidado al momento de limpiarlas.

 

Cómo limpiar su televisión pantalla plana

 

En primer lugar, le recomendamos que revise el manual de la empresa fabricante de su televisor pantalla plana, aquí podrá encontrar todas las indicaciones que usted necesita para limpiarlo. Por otra parte existen otras medidas, como por ejemplo, tener apagado el televisor unos minutos antes de proceder a limpiarlo. No se recomienda utilizar ningún tipo de producto para quitar el polvo, sino utilizar un plumero o instrumento suave.

Si su pantalla tiene algunas manchas no se recomienda el uso de productos pulverizados directamente en la pantalla. Sólo debe humedecer un trapo con esta sustancia. Tampoco debe utilizar productos químicos, sólo una combinación entre agua y vinagre o agua y alcohol.

Fabrique sus propios productos de limpieza

Fabricar nuestros propios productos de limpieza suele ser una idea muy innovadora y a la vez ahorraremos algo de dinero, incluyendo que también le haremos una contribución al medio ambiente.

Una de las tareas más complicadas de la limpieza es asear los cristales. Para ello funciona un par de cucharadas de vinagre blanco en 1 l de agua tibia. Esto deberá colocarlo en una botella que tenga aspersor. Otra solución, es mezclar 1 l de alcohol, amoníaco y media taza de jabón.

Si desea tener un excelente desinfectante, le recomendamos probar la mezcla de jabón de castilla, vinagre y 30 gotas extraídas de árbol del té. El resto que queda en la botella se rellenará con agua.

Por otra parte, si queremos un limpia todo tendremos que combinar una parte de agua y otra de vinagre blanco.

 

 

Más alternativas

 

Pero esto no queda acá, hay más opciones. Si usted necesita un abrasivo, le recomendamos utilizar bicarbonato junto con zumo de limón. Una vez haga esto, obtendrá una especie de pasta, la cual podrá aplicar por medio de una esponja.

Si necesita un producto para su inodoro, puede verter un poco de polvo de bicarbonato directamente y luego rocié con vinagre.

Para eliminar el moho sólo deberá rociar un poco de cloro y agua. También resulta mucho más eficiente utilizar un spray combinado con agua y peróxido de hidrógeno.

Limpie el cepillo de su mascota de manera efectiva

La limpieza es un factor fundamental en nuestras vidas, pero esto no debe entorpecer para nada el hecho de tener una mascota y convivir con ella. Y es que tener una mascota asegura algunas ventajas en el hogar. Muchos de los expertos afirman que poseer una mascota en su hogar trae muchos efectos positivos cuando nos referimos a la educación de los niños. También sirve de apoyo para aquellas personas que viven solas, considerándose un apoyo emocional.

Por otra parte, hay muchas personas que insisten en no desean adoptar una mascota para no afectar la salud, ya sea de sus hijos o las personas que viven en este hogar.  Estas afirman que se pueden transmitir ciertas enfermedades o parásitos al entrar en contacto con ellas.

Cabe destacar que si uno como propietario de su mascota realiza los estudios veterinarios correspondientes no hay de qué preocuparse.

Una de las grandes tareas que podemos llevar a cabo y que ayudan a mantener a nuestra mascota limpia es el hecho de cepillarla regularmente. El pelo de nuestra mascota se mantendrá brillante y mucho más sano. Con esto evitará la presencia de parásitos.

 

Mantenimiento de los utensilios de limpieza

Aun así, siendo importante limpiar a nuestra mascota, también resulta más importante mantener limpios los instrumentos que utilizamos para esto.

Es importante tomar en cuenta un sitio determinado para resguardar estos utensilios. Cabe destacar que no se deben juntar con los instrumentos de higiene de las personas del hogar

Es importante retirar los residuos de pelo que se han adherido a nuestro cepillo al momento de utilizarlo. También hay que desinfectar este cepillo al pasar un tiempo. No recomendamos el uso de ningún producto químico ya que esto podría afectar la salud de nuestra mascota. Sólo basta con hervirlos a una temperatura alta. También existen desinfectantes en el mercado los cuales podrá obtener consultando con su veterinario.

Tome en cuenta estos aspectos a la hora de lavar su auto

El auto siempre ha sido uno de los elementos infalibles en un hogar. Se ha vuelto imprescindible, es por ello que su higiene es fundamental. Actualmente existen muchas campañas que promueven el uso del transporte público, ciertamente hay una gran cantidad de personas que prefieren moverse en su vehículo particular, ya sea a su trabajo o a diferentes lugares. Pero suele suceder que en ciertos casos no se le ponga mucho cuidado al mantenimiento de su vehículo.

Mantener el auto limpio hará que podamos conducir en las mejores condiciones. Esto le ofrecerá también un mayor tiempo de vida útil a nuestro vehículo. Es por ello, que no se logra entender por qué no se hace énfasis en el mantenimiento adecuado de nuestro vehículo.

Limpie el exterior de su auto de manera adecuada

Cuando hablamos de limpieza exterior, no debemos referirnos a un lavado superficial como tal. Es importante que todo nuestro automóvil quede impecable para no dejar que se estropee la pintura y a su vez ayudemos a tener una mejor visibilidad a la hora de conducir. Pero no podemos quedarnos sólo en ese punto.

Limpié el interior de su auto de manera adecuada

Hay muchos elementos que inciden dentro de nuestro vehículo si lo mantenemos limpio. No sólo ayudaremos a que se mantengan correctamente por un largo tiempo los materiales del auto. También se incrementará la comodidad que tenga el conductor, aunque en algunos momentos no lo tengamos en cuenta.

Debe tomarse en cuenta ciertos aspectos. Claro, la tapicería es uno de los elementos que deben mantenerse limpios por medio de un aspirador. Esto ayudará a quitar aquellas partículas pequeñas. También puede aplicar ciertos limpiadores para que sus alfombras y asientos se mantengan impecables. Sólo debe seleccionar aquellos implementos que sean destinados para este uso, de lo contrario puede que dañe la tapicería de su vehículo.

Cómo puede mejorar la eficacia de la limpieza en su oficina

Cuando tenemos una oficina no sólo debemos garantizar un mantenimiento adecuado, también se debe desinfectar. Esta es la prioridad en cualquier centro de trabajo. Es importante hacer énfasis en que el personal de limpieza de la empresa contratada lleve a cabo esta tarea. También que sigan las pautas que les mencionaremos a continuación para conseguirlo.

Utensilios usados en la limpieza

Hay determinados protocolos para llevar a cabo la limpieza que incluso son recomendados por expertos. Uno de ellos es poner gran atención en los utensilios que se utilizan. Con ellos se va a llevar a cabo todas las labores de mantenimiento en una oficina.

La finalidad de esto, es garantizar las condiciones de salubridad en su sitio de trabajo. Debido a que en este pasa muchas horas de su día a día.

Cómo debe manejar la limpieza en su oficina

Para tener un control predominante y que este sea eficiente, sólo deberá incluir ciertas rutinas a través de una programación.

Deberá fijar el trabajo que se va a realizar, en qué momento del día, cuál será la persona encargada de hacer esto. También los métodos e instrumentos que se utilizarán para llevarlo a cabo.

Coloque un responsable por cada tarea realizada

Se logra optimizar mucho más esta labor si fijamos los diferentes responsables que están a cargo al momento de realizar este trabajo. Si una persona tiene la competencia de supervisar los diferentes productos que se utilizan para cierta actividad de limpieza.

Usted observará que no quiere decir lo mismo utilizar el paño que se implementa para quitar el polvo, que aquellos que se utilizan para quitar la suciedad resistente o superficies llenas de grasas. En el caso de quitar polvo de algunas superficies, es recomendable utilizar un paño con micro fibra, mientras que para eliminar grasas resistentes, se utiliza algodón.

Mantenga limpias las puertas de cristal de su ducha con estos consejos

Las puertas de cristal de nuestra ducha tienen un gran valor estético en nuestro baño. Dando un gran salto a las tradicionales cortinas que desde hace mucho se han dejado de usar. Además, este elemento que permite el paso de luz le da un efecto de mayor amplitud a nuestro baño aun así tengamos un espacio pequeño.

Pero hasta acá llegan todas las ventajas cuando nos referimos a los cristales de nuestro baño. Resulta en algunas ocasiones un dolor de cabeza mantener las puertas de cristal limpias. Incluso si procedemos a limpiarlas pareciera que estas no quedan bien, pero esto se debe a técnicas no adecuadas. Por lo general, este problema tiende a agravarse cuando el agua es de muy mala calidad, es decir, cuando tiene un gran exceso de cal.

Consejos prácticos

Lo primero que debe tener en cuenta, es no dejar que se acumulen grandes cantidades de agua. Así como de suciedad en las puertas de su ducha. Una de las rutinas que suele ser más eficaces es pasar un paño cerca de la mampara una vez que terminemos nuestra ducha.

Pero también, hay otros casos en los que hay una gran cantidad de suciedad incrustada. Para ello existe un método casero que le ofrecerá grandes resultados.

Tendrá que pulverizar una mezcla realizada con vinagre y agua en partes iguales. Sólo requiere media taza de cada elemento. Deberá hacer provecho del vapor que produce el baño para incrementar su efecto.

Una vez pasen algunos minutos y que actúe el producto hecho, sólo deberá pasar un limpia vidrios y luego proceda a secarlo para observar cómo sus puertas de cristal han recuperado su brillo. Esto es un método infalible, ecológico y muy barato que le recomendamos probar.

Cómo se le debe hacer mantenimiento a las duchas y grifos

Cuando realizamos nuestras diferentes tareas de limpieza que tienen como finalidad obtener un hogar en buen estado, debemos tomar en cuenta nuestro objetivo principal, la higiene. No debemos perder de vista aquellos elementos que también tienen alguna trascendencia como lo son los grifos y la ducha.

Al momento que llevamos a cabo labores de mantenimiento en nuestro hogar debemos contribuir a que los materiales y objetos que la componen, mantengan la mejor condición posible. De esta forma haremos que duren mucho más tiempo.

Uno de los lugares que requiere más limpieza es la cocina y los baños. Ellos suelen llevarse todo el protagonismo de su hogar. Pero en ocasiones, pasamos por alto algunos elementos que se encuentran en estos lugares y que son importantes. Especialmente debemos hacer énfasis en los grifos y en las duchas.

Estos son elementos que se pueden deteriorar fácilmente con el tiempo, esto gracias al contacto permanente que tienen con el agua. También si se usan productos inadecuados y que son excesivamente agresivos, lo general que puede suceder es que logremos estropearlos.

 

Cómo debe limpiarse los grifos y la ducha

 

Debe asegurarse de utilizar detergentes específicos destinados para este uso. Esto quiere decir que sean destinados para la limpieza de baños. Cualquier tipo de paño que utilicemos debe ser suave para no dañar la superficie. Una de las grandes opciones que recomendamos es utilizar esponjas.

Evite aplicar los productos que utiliza directamente en su ducha o grifo, sino colocarlo en el paño con anterioridad. Para retirarlo, deberá utilizar una cantidad abundante de agua, esto evitará que se produzcan a futuro ciertas decoloración y manchas. Apenas concluya deberá secarlo para no dejar ningún rastro.

La recomendación que hacemos, es limpiar la ducha y grifos todos los días o por lo menos cada dos días para que no sea tan difícil retirar la suciedad.

Cómo limpiar eficientemente sus joyas

En los últimos tiempos ha habido un cambio exponencial en referencia al uso de los metales en joyería. Aunque el oro no ha perdido su puesto privilegiado dentro de los metales, la plata ha ido ganando pasos cuando de joyas hablamos. Hablamos de un metal que posee múltiples aplicaciones, es versátil y de precio más accesible.

El gran problema que presentan las joyas de plata, es que si ésta no se conserva de forma adecuada es muy común que comience a acumular sociedad. Por ello la primera recomendación que le damos es guardar estas prendas en sitios adecuados. Esto no implica que no le pasaremos un trapo suave cada vez que la dejemos de usar. Tampoco quiere decir que no la vayamos a envolver en una bolsa de plástico para que no entre en contacto con el medio ambiente.

 

 

Cómo se debe limpiar la plata

Para llevar a cabo una limpieza eficaz de nuestros elementos de plata sólo debemos tener un recipiente con agua tibia, sal disuelta y algunos pedazos de papel aluminio en su fondo. Luego debemos introducir las joyas durante algunos minutos para luego proceder a secarlas con un paño que sea suave. Si nuestras piezas son muy labradas, necesitaremos la ayuda de un cepillo para que podamos llegar a aquellos lugares difíciles.

Existen otras maneras de sustituir esta fórmula, tenemos también el agua y bicarbonato. También hay otros productos que puede encontrar en el mercado y que son específicos para la limpieza de la plata. De cierto modo, el mecanismo que debe utilizar es muy parecido. Le recomendamos tener cuidado a la hora de limpiar sus prendas para que no las raye. Evite mojar ciertas piedras preciosas que estén insertadas en sus prendas.

Siga estos consejos para limpiar eficientemente el mármol

El mármol a lo largo de historia ha sido un elemento que le imprime gran belleza a cualquier ambiente. También posee cualidades de durabilidad y resistencia, por lo que es muy común en ciertos hogares. En la actualidad, es muy difícil de encontrar una vivienda que no posean mármol y en donde no sea necesario llevar a cabo el mantenimiento de esta hermosa pieza. Es por ello que en este articulo le mostraremos como limpiar adecuadamente el mármol de su hogar.

A pesar de haber destacado grandes cualidades del mármol, hay una variedad de productos y sustancias que pueden dañar este material. También se debe tener mucho cuidado, ya que un golpe puede hacer que este se rompa fácilmente.

 

Consejos prácticos

Al momento de observar una mancha en nuestro mármol, es importante que actuemos de forma inmediata. Si ocurre que se le derrama un determinado líquido, inmediatamente debe proceder a secarlo, esto evitará que la misma pieza de mármol absorba el líquido y quede manchado. Por lo general, el mármol posee capas de cera que aumentan su impermeabilidad, sin embargo, esto no evita que sea un material poroso.

Uno de los grandes enemigos del mármol es la humedad. Con el paso del tiempo este le irá dando unas manchas de color anaranjado producto de la oxidación. Se debe evitar colocar objetos que estén húmedos sobre el mármol, si lo hace procure que estén muy secos.

Debemos tomar en cuenta algunos detergentes que pueden ser utilizados sobre el mármol para llevar a cabo su limpieza. Dejemos de lado aquellos que contengan alcalinos y ácidos. Se debe utilizar productos en pequeñas cantidades y que sean neutros. Se recomienda utilizar agua destilada a diferencia del agua corriente. Por otra parte, también existen detergentes no iónicos que le serán muy útiles en las superficies de este material.

Esperamos haberlo ayudado con este articulo. Conozca mas acerca de nosotros y nuestros consejos en nuestro blog.

Limpie eficazmente su horno con estos consejos

Dentro de poco llegan las fechas navideñas y es muy común que aumenten las reuniones familiares, esto incluye grandes platos navideños que se suman a las fiestas y que requerirán que utilicemos con gran frecuencia nuestro horno. Cocinar con nuestro horno ofrece una gran ventaja y comodidad en cuanto a resultados, pero no hablemos de su limpieza.

A pesar de que a lo largo de la vida ha sido complejo limpiar estos artefactos, en la actualidad hay muchos hornos que vienen con ciertas mejoras que ayudan a realizar más fácil está limpieza. De hecho podemos mencionar algunos de la última generación que implementan una función de limpieza que ha dado mucho de qué hablar.

Pero debemos tomar en cuenta aquellas personas que no tienen hornos tan modernos, y que podrán simplificar exponencialmente su limpieza a través de estos consejos. Muchos de ellos utilizan productos caseros que a la vez le ayudará a conservar el medio ambiente.

Consejos prácticos

Lo primero que debe tomar en cuenta, es no dejar que el horno se enfríe completamente. Al estar a una temperatura alta determinada será más fácil eliminar ciertos restos de grasa o alimento. Se le recomienda utilizar un paño húmedo y con mucho cuidado para que no sufra algún tipo de quemadura si aún se encuentra muy caliente su horno.

Las peladuras de papas, resultan ser un elemento indispensable para que pueda eliminar el hollín. Este suele adherirse a las paredes del horno. Por lo general, estas manchas llegan a las paredes de su horno por un proceso de evaporación en la cocción. Sólo tendrá que colocar unas pieles dentro de su horno cuando se encuentre todavía caliente. Esperé unos minutos, luego proceda a pasar un paño.

Otro producto que podrá utilizar es el bicarbonato, pero debemos advertirle que este trabaja mucho más lento. Sólo disuelva una cucharada de bicarbonato por un vaso de agua. Luego coloque esta mezcla en un pequeño frasco que utilizaremos para rociarlo por las paredes. Déjelo que actúe toda la noche. Sólo bastará utilizar una pequeña esponja para que nuestro horno quede limpio.

También, el vinagre blanco suele ser un producto ecológico. Este le podrá dar grandes resultados de limpieza, además que es un gran desinfectante.

Aleje a las polillas de su ropa

Las polillas en ocasiones suelen ser unos pequeños insectos que pueden causarnos grandes dolores de cabeza cuando veamos nuestras prendas dañadas. Si en su hogar ha notado mucho la presencia de ellas, debemos pedirle que se preocupe por esto. Estos pequeños insectos pueden dejar algunos huevos en ciertos rincones de su hogar. Por ello debe utilizar ciertas sustancias para eliminarlas por completo.

 

Naftalina y alcanfor

 

El alcanfor ha sido usado en nuestros hogares tradicionalmente junto a la naftalina. Estos compuestos químicos resultan ser muy eficaces a la hora de evitar que las polillas inunden nuestras prendas.

A pesar de ser un excelente remedio, este puede desprender un fuerte olor siendo desagradable. También hay personas que hablan de los efectos que causan la naftalina y esto hace que nadie quiere recurrir a su uso.

 

 

Elimine las polillas de forma natural

 

Hay ciertos remedios naturales que además de dejarnos un agradable aroma resultará una opción viable para eliminar las polillas. La lavanda, las hojas de laurel, las cáscaras de cítrico y hasta la madera de cedro son sistemas completamente naturales que pueden servir para proteger a nuestras prendas de las polillas.

Una forma muy tradicional utilizada es meter estas sustancias en pequeños sacos e introducirlos en nuestros closets o armarios. Con ello estaremos desprendiendo el aroma sin peligro de ensuciar nuestras prendas.

 

Aceite de cedro

 

En el caso de que no consigamos madera, el cedro es una manera muy eficaz en forma de aceite. Tenga en cuenta que deberá colocarlo en un recipiente que tenga boca ancha para proceder a dejarlo abierto en su clóset o armario. Debe tomar en cuenta de no colocarlo en lugares donde pueda tumbarlo a fin de evitar daños mayores.

Mantenga limpio los ladrillos de su hogar con estos tips

Nada más agradable que calentarse al lado de una chimenea de ladrillos en los días más fríos del año, y ahora que viene el invierno surge esta necesidad.

Los afortunados propietarios de estas chimeneas regularmente se quejan de lo irritante y difícil de eliminar las partes restantes de cenizas que quedan en las chimeneas, especialmente en aquellas que están hechas de bloques de ladrillo.

Además, una superficie de bloque de ladrillo no es precisamente simple de limpiar, absolutamente a la luz del hecho de que es desagradable.

La tierra se implanta entre las articulaciones y es difícil llegar a estas esquinas para limpiarla. El sedimento, además, es un sucio especialmente perseverante, ya que permanece atascado por más que tratemos de sacarlo.

 

 

Elementos para llevar a cabo la limpieza

 

Para limpiar nuestros bloques de ladrillos hay elementos particulares disponibles que están a su alcance. Existe una pasta suave que se puede estirar por toda la superficie a tratar. Podemos mezclarlo también con limpiador de platos y sal. También incluimos agua para darle una superficie gruesa, similar a una pasta, para que se pueda expandir y dejar que se expanda por algunos minutos.

A continuación, vamos a frotar con un cepillo de alambre. Déle la oportunidad de secar por lo menos una hora para cepillarlo una vez más. Esta vez, haremos movimientos de principio a fin, para dar a las partes restantes la oportunidad de caer al suelo.

Ha llegado el momento de ir al lavado, para que aclare utilizamos agua limpia. Deberá usar tanta agua como sea necesaria. El secado debería ser posible con un material que no deje residuos o pelusas en su superficie.

En los casos más complejos, tal vez deberíamos considerar pintar la chimenea como una solución a este problema.

¿Cómo escoger un buen desinfectante para laboratorios?

Las características que debe tener un buen desinfectante están determinadas dentro de lo siguiente: debe tener una alta actividad germicida aún diluido, un espectro de acción amplio que abarque las bacterias Gram positivas y Gram negativas, bacterias acido – alcohol – resistentes, virus y hongos, ser bactericida mejor que bacteriostático, es decir que todos los microorganismos mueran gradualmente y en un tiempo corto no más de 15 minutos; que pueda permanecer almacenado por varios meses, que sea compatible con otros productos que se usen antes o simultáneamente, como los jabones y clorógenos, no debe ser tóxico en tejidos humanos, debe conseguir una reducción logarítmica de los microorganismos patógenos y resulta de mayor valor cuando sucede en el menor tiempo posible.

Además de las anteriores características, al elegir un desinfectante es necesario considerar:

  • Costo.
  • La eficacia (eficiencia de destrucción contra virus, bacteria, hongos).
  • La actividad con la materia orgánica.
  • La toxicidad.
  • La actividad residual.
  • Efectividad sobre metales.
  • La actividad con el jabón.
  • La solubilidad (acidez, alcalinidad, pH).
  • Tiempo de contacto
  • Temperatura ambiente

La importancia relativa de estas características dependerá de su situación individual, pero la eficacia y la toxicidad son los intereses más importantes a considerar. Ningún desinfectante trabaja instantáneamente. Todos requieren una cantidad determinada de tiempo de contacto para ser efectivos. La temperatura y la concentración del desinfectante influyen en el valor de eliminación de microorganismos. Es necesario usar la concentración recomendada por fabricante del desinfectante.

Todos los desinfectantes son menos efectivos en presencia de material orgánico, es decir, no se puede desinfectar la suciedad, es primordial haber realizado una limpieza con anterioridad. La materia orgánica se inmiscuye con la acción de desinfectantes por el revestimiento del organismo patógeno y su prevención al contacto con el desinfectante, formando barreras químicas con este. Por lo tanto, lo hace inactivo contra los organismos reaccionando químicamente y neutralizándolo.

Niveles de desinfección

Nivel bajo: Se utilizan germicidas de grado bajo o intermedio o simple limpieza con detergente y agua. Se usa para los elementos no críticos.

Nivel intermedio: Se utilizan germicidas de grado intermedio, cuando los elementos no críticos necesitan una mejor limpieza.

Nivel alto: Es la desinfección que elimina la mayoría, si no todos los microorganismos, con excepción de las esporas. Esto se logra con la inmersión del instrumento en una solución alcalina de glutaraldehído al 2%, durante 20 minutos. Esta desinfección se utiliza para elementos semicríticos. Si la inmersión se hace durante 4 minutos, se eliminan los virus y las bacterias a excepción de M. tuberculosis y las esporas (Cotton, 1990).

Desinfectantes

Durante el proceso de limpieza y desinfección, se recomienda el uso de desinfectantes enzimáticos. Estas sustancias producen ruptura del material proteínico que queda en las superficies y en los accesorios. Deben ser usados a la concentración, temperatura y tiempo apropiados, recomendados por los fabricantes (Zeroske, J, 1993).

Métodos correctos de desinfección

Los productos desinfectantes necesitan empapar la superficie a desinfectar durante al menos 10 minutos. Al ser este tiempo superior al que permiten los tiempos de trabajo en general, una buena limpieza previa de la superficie es muy importante.

Desinfección regular: Limpiar en profundidad. Utilizar la mínima cantidad posible de un producto desinfectante suave, pero efectivo. Utilizar siempre gafas y guantes para protegerse.

Desinfección profunda: en algunas ocasiones será necesario desinfectar en profundidad alguna zona de la instalación (por ejemplo si alguien se ha herido) y utilizar sustancias más peligrosas, utilizar gafas y guantes para protegerse. Asegúrese de conocer los riesgos del producto que se utilice y las medidas de protección.

Limpieza de fachadas

En la elección del sistema de limpieza, hay que analizar el material que se ha utilizado en la fachada, el tipo y el nivel de suciedad, y el grado de alteración del material. Para verificar la eficacia y la no agresividad del sistema que se vaya a utilizar, se realizaran pruebas previas. La limpieza de una fachada no se limita solo a limpiar un revestimiento, sino que también estabiliza y hasta elimina patologías vinculadas a fenómenos bioquímicos y prepara la aplicación posterior de los productos de reparación o de protección.

Limpieza mediante cepillado con cepillo blando

Este tipo de limpieza consiste en un cepillado manual con cepillo blando, previa impregnación de agua, y aclarado con chorro de agua. Es un sistema lento, pero que no precisa mano de obra especializada.

Elimina las sales en eflorescencias y no deteriora los materiales blandos y frágiles. Es un método lento y laborioso y necesita de un gran consumo de agua. No permite limpiar costras muy duras.

Limpieza mediante procedimientos húmedos, proyección de agua o vapor a presión

Limpieza mediante proyección de agua a presión, regulada según la suciedad hasta 120 atmósferas y alejando más o menos el chorro de proyección. Requiere mano de obra con cierta especialización.

Para disminuir el tiempo de actuación y eliminar con mayor facilidad la suciedad, se utiliza agua caliente a más de 90ºC, o vapor de agua.

Ésta es una de las vías más tradicionales en la limpieza de fachadas.

El detergente junto con un cepillado a mano de cerdas blandas ayuda a disolver la suciedad. Las ventajas que conlleva este tipo de limpieza son el reblandecimiento de las costras, la eliminación de sales en eflorescencias, y no resulta muy agresivo para el material pétreo. En cambio, también puede tener varios inconvenientes: es un método muy lento y poco efectivo, necesita de un gran consumo de agua, no puede utilizarse en zonas con riesgo de heladas, ni sobre materiales moderadamente o fuertemente alterados.

Limpieza mediante proyección de partículas, arena seca o húmeda

Este tipo de limpieza es un método abrasivo proyectado en seco, mediante aire a presión, arena en seco, sílice de granulometría controlada, vidrio triturado, macroesferas de vidrio, vidrio micronizado, partículas o escorias metálicas, harina de piedra, cáscaras de frutos secos y serrín de madera.

Se trata de un proceso de limpieza de cualquier superficie mediante la proyección de productos de diversa procedencia industrial con un chorro de aire a presión según la naturaleza del material a tratar, mediante máquinas neumáticas y eléctricas.

Este método tiene varias ventajas, entre ellas su rápida y fácil aplicación sobre grandes superficies. Además de ser muy apropiado para fachadas muy sucias. En cambio también tiene varios inconvenientes como por ejemplo: elimina la pátina natural de las rocas, produce grandes desperfectos en paramentos trabajados, aristas, etc., y se genera una gran cantidad de polvo en suspensión.

Limpieza química

El procedimiento consiste en mojar previamente toda la superficie, luego rociar o cepillar sobre una pequeña cantidad de agente químico y dejarlo actuar durante un tiempo, según la cantidad de suciedad y la resistencia del revestimiento. Por último, efectuar un completo aclarado con agua. Las concentraciones suelen ser muy diluidas, para evitar perjudicar al material de fachada, pero aun así puede afectar a la seguridad del personal. Estos tratamientos se subdividen en dos grandes grupos, según la forma de aplicación del agente químico: aplicación líquida del agente con diferentes grados de disolución (mojar el paramento, limpieza con el producto diluido y raspado, y aclarado final con agua) y aplicación en forma de emplaste (para la limpieza de pequeñas manchas aisladas o residuos después de la limpieza líquida).

Efectos del mal uso de los desinfectantes

El poder desinfectante de un producto difiere entre cepas bacterianas adaptadas y persistentes en las superficies, con respecto a las no adaptadas.

En consecuencia, aunque los tiempos de contacto sean breves, los desinfectantes a concentraciones subletales o a tiempos insuficientes provocan cambios en las estructuras celulares que conllevan respuestas de tipo adaptativo. Por tanto, en la medida que el tratamiento de higienización sea insuficiente en tiempo por las prisas en terminar con la limpieza, o cuando la dosificación de los productos a emplear sea también insuficiente, por un intento de reducir costos o porque los equipos empleados no sean los adecuados, no sólo se dará una reducción en la eficacia desinfectante, sino que además se facilitará la adaptación de los microorganismos a situaciones que incrementarán el peligro de la presencia de patógenos.

Del mismo modo, se han observado otros problemas ligados a las cepas adaptadas a la presencia de concentraciones subletales de desinfectantes. El principal es que la mayor resistencia se evidencia no sólo respecto a un desinfectante, sino contra todos los productos con el mismo principio de acción. En paralelo, se reduce el tiempo necesario para la formación de biofilms en las superficies. Sumando el efecto adaptativo a la formación de estas películas en las superficies, el efecto de supervivencia se incrementa aún más.

La única recomendación posible es un buen empleo de los desinfectantes, a concentraciones adecuadas y en las condiciones que indique el fabricante. En este sentido, es igualmente recomendable no diluir excesivamente los productos químicos y dejarlos actuar el tiempo necesario, así como no utilizar siempre el mismo desinfectante, sino ir cambiando periódicamente con el fin de evitar que se produzcan fenómenos adaptativos cruzados entre sustancias que, siendo diferentes, tengan el mismo principio activo.

Resistencia o adaptación microbiana

Desde el punto de vista científico, el concepto de resistencia no debería ser usado en referencia al uso de desinfectantes. La resistencia microbiana se encuentra mediada por la existencia de material genético que codifica unos mecanismos de defensa contra acciones antimicrobianas. Esto quiere decir que ante la presencia de una sustancia antimicrobiana se activan regiones del genoma bacteriano, o de plásmidos que se encuentren en el citoplasma celular, que inducen mecanismos bioquímicos accesorios o que producen proteínas que actúan específicamente en contra de las sustancias letales.

Por este motivo, es mucho más correcto el término adaptación que no el de resistencia, si bien es cierto que algunos microorganismos pueden llegar a manifestar mecanismos de este tipo a baja concentración en presencia de algún desinfectante.

Por norma general, más que de forma específica, se trata de sistemas de defensa antioxidativo, de protección de membrana o de control de la acidificación intracelular. Sin embargo, cuando se somete el microorganismo a las concentraciones habituales de trabajo se evidencia que se consigue una eliminación de varias unidades logarítmicas de recuento.

La mayoría de estas adaptaciones se pueden relacionar con errores en la limpieza y desinfección rutinaria.

La rotación de desinfectantes, es una posible solución a los fenómenos adaptativos. En esencia, cada cierto tiempo, dependiendo del lugar, el tipo de contaminación y la extensión de la misma, se cambia el tipo de desinfectante creando un ciclo con dos, y preferiblemente tres productos de desinfección diferentes.

No obstante, se ha detectado en los últimos años un problema añadido: se trata de la aparición de fenómenos de adaptación cruzada entre diferentes desinfectantes, el cual incrementa la supervivencia de los microorganismos. Ésta adaptación cruzada no parece deberse a respuestas genéticas específicas, sino a cambios celulares inespecíficos. Actualmente hay poca información sobre cómo este tipo de respuestas pueden afectar la rotación. En cualquier caso, este sistema de desinfección continúa siendo el que mejor respuesta ofrece para evitar la formación de biofilms, progresiones de los mismos e incrementos significativos en los productos.

Rotación de desinfectantes

La rotación con dos o tres desinfectantes es la mejor medida para prevenir la aparición de fenómenos de resistencia y adaptación.

La limpieza y la desinfección son etapas fundamentales en la higienización de superficies industriales pero no siempre se consigue el resultado perseguido. Tras un tratamiento continuado suele apreciarse que las superficies no sólo no se desinfectan bien, sino que en ocasiones se da un incremento del número de bacterias. Cuando ello ocurre se define una situación de riesgo que puede ser especialmente importante si entre los microorganismos que permanecen se encuentran bacterias patógenas.

Tratamiento químico y conservación del agua de las piscinas

El agua de la piscina debe ser tratada químicamente para que pueda ser utilizada sin el riesgo de contraer algún tipo de enfermedad debido a las bacterias asociadas a los usuarios de la piscina y a ciertas bacterias acuáticas y amebas que pueden desarrollarse en el medio acuático. También la apariencia que presenta el agua, como la cristalinidad depende de un tratamiento químico adecuado.

Balance del agua

Cuando el agua que es utilizada para llenar la piscina es tomada del sistema de la ciudad, muchas veces ésta ya está balanceada. El agua balanceada es aquella que tiene el pH apropiado (ni es ácida ni básica). Así mismo tiene la alcalinidad total correcta (cantidad de bicarbonatos, carbonatos e hidróxidos).

Cuando se utiliza agua de pozo ésta generalmente está fuera de balance, pero puede ser balanceada ajustando los parámetros adecuados. Lo mismo puede suceder en casos del agua de lluvia.

Alcalinidad total

Ésta indica la cantidad de material alcalino disuelto en el agua de la piscina (carbonatos, bicarbonatos e hidróxidos). La alcalinidad es comúnmente alta cuando se usa agua de pozo no tratada. La alcalinidad está ligada directamente al pH actuando como un imán de manera que si la alcalinidad es muy alta, el pH tenderá a subir constantemente. Lo opuesto sucederá si la alcalinidad es muy baja. Una alcalinidad muy alta produce turbiedad en el agua, incrementos en el pH, incrustaciones y coloraciones inaceptables. Una alcalinidad baja produce irritación en los ojos, reducciones en el pH y agua verdosa. La alcalinidad ideal es de 80 a 150 mg/lt (miligramos por litro).

Para conocer la alcalinidad total del agua se puede utilizar un analizador disponible en el mercado. Si no se tiene el analizador a la mano y observa que el pH no se mantiene en el nivel correcto, esto indicaría que la alcalinidad total es incorrecta.

Si después de bajar el pH éste tiende a subir nuevamente debe utilizarse uno de los productos estabilizadores de pH disponibles en el mercado.

Dureza del agua

El grado de dureza del agua está determinado por la concentración de sales de calcio y de magnesio. Una excesiva presencia de estas sales puede provocar depósitos incrustados, dañando la estética de la piscina y todo el sistema de circulación y filtrado del agua.

La dureza se mide en grados franceses, según los tests establecidos para ello. Es determinante, más que la región geográfica de captación, la profundidad a la que se llega; el agua procedente de pozos o de acueductos alimentados por capas freáticas profundas tiene en general un valor de dureza mayor respecto a la proporcionada por fuentes o manantiales de capas más superficiales.

El agua con valores de dureza entre 10 y 15 grados franceses se define como dulce o muy dulce; este tipo de agua tiene características particularmente agresivas y puede provocar corrosión en las instalaciones. Agua con valores de dureza entre 20 y 25 grados franceses se define como dura y muy dura o durísima si muestra valores todavía más altos.

Las aguas muy duras pueden provocar incrustaciones no solo cuando se calientan (la temperatura alta favorece la creación de depósitos) sino también en condiciones normales, sobre todo si se tiene en cuenta que en piscinas no calentadas la evaporación natural del agua favorece la concentración de las sales de calcio y de magnesio.

Potencial hidrógeno (pH)

El pH es el parámetro que indica la concentración de iones de hidrógeno disueltos en el agua. La escala de los valores del pH va desde 0 a 14, y con el pH 7 se indica la neutralidad.

Los valores inferiores a pH 7 identifican elementos ácidos, valores superiores definen elementos alcalinos (llamados comúnmente básicos). El valor de pH óptimo para el agua de una piscina está comprendido entre 7,2 y 7,6, y tiene que mantenerse utilizando los químicos oportunos.

Corrección del pH

Sin duda alguna, el cloro ejerce una fuerte oxidación del agua, destruyendo toda materia orgánica que encuentre en suspensión o flotando, pero no garantiza el equilibrio del pH, que debería estar siempre entre los mencionados límites de 7,2 a 7,6. Debe adherirse ácido, cuando el pH es muy alto, o agregar un poco de álcali en el caso contrario.

Factores que alteran el pH del agua:

  • La naturaleza química del agua que es utilizada para el llenado.
  • Los productos químicos que se dosifican en exceso en el agua de la piscina, tales como el cloro, etc.
  • Las partículas que son introducidas a través del aire, o por medio del sudor de los propios bañistas.

Un pH demasiado bajo producirá:

  • Corrosión en los metales de los accesorios de la piscina.
  • Irritación en los ojos, oídos, nariz y garganta de los bañistas.

Un pH demasiado alto provocará:

  • Turbidez en el agua.
  • Formación de escamas e incrustaciones.
  • Irritación de los ojos, oídos, nariz y garganta de los bañistas.
  • Dificultad de saneamiento, al retardar la acción del cloro encargado de eliminar los microorganismos del agua.

El cloro

El cloro es el agente químico más utilizado para la desinfección del agua de las piscinas. Como es común, el ambiente y los propios bañistas introducen en la piscina una carga orgánica y microorganismos que tiene que controlarse y neutralizarse para garantizar, junto con la seguridad de la salud de los usuarios la de la piscina.

Cloración shock

La cloración shock consiste en añadir en la piscina dosis masivas de cloro en porcentajes diez veces mayores por lo menos respecto a las del amoniaco. Se trata de un tipo de intervención que en general se realiza al inicio de cada estación, para eliminar la carga orgánica que se ha acumulado en la piscina durante los meses de lluvia o inactividad de algunos días en el mantenimiento.

Cuando se llena por primera vez el estanque, este procedimiento es obligatorio. Después de un tratamiento de cloración shock, debe darse un tiempo oportuno hasta que se recuperen los valores ideales de concentración de cloro.

Normalmente es suficiente dejar transcurrir una noche antes de poder bañarse de nuevo, recordando controlar siempre con los kits adecuados de detección del grado de pH del agua y la cantidad de cloro que contiene. En el caso de que se encuentren valores todavía muy altos, pero la acción de desinfección se haya realizado con éxito, se puede reducir el cloro excesivo añadiendo los productos adecuados.

Las algas

Su propagación en el interior de la piscina tiene como medio de transporte el viento o un violento aguacero que lleva las esporas al agua. Producen el enturbiamiento del agua, depósitos y coloraciones que pueden ser verdes o rojas y hacen que las paredes y el fondo de la piscina sean viscosos.

La temperatura, el sol y la exposición pueden favorecer un crecimiento rápido de las algas que acaban constituyendo, como carga orgánica, un óptimo terreno de cultivo para la proliferación de bacterias y hongos.

Por eso, es importante introducir siempre en la piscina, sobre todo en los días de mucho viento y lluvia, un producto específico contra las algas.

Floculación

Este es un procedimiento utilizado para lograr la precipitación de las partículas en suspensión que dan una apariencia de turbidez en el agua. Generalmente las partículas son tan pequeñas que no son retenidas por el sistema de filtrado.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Subir el nivel de agua lo más alto posible.
  • Elevar el pH hasta 9 utilizando el producto adecuado.
  • Recircular durante 1 hora.
  • Aplicar el producto floculante disponible en el mercado en la dosis recomendada. Este producto debe aplicarse cuando la luz solar ya no esté presente.
  • Recircular durante 1 hora más.
  • Dejar en total reposo el agua durante 12 horas aproximadamente para no entorpecer el asentamiento de las partículas.
  • Aspirar el piso al día siguiente de aplicado el producto floculante para limpiar los sedimentos.

Mantenimiento recomendado

Diario

  • Operar la bomba y el filtro durante el tiempo de recirculación total del agua en horas (generalmente un promedio de 4 horas).
  • Aplicar entre 10 y 20 gramos de cloro por cada 10.000 litros de agua.
  • Retirar hojas y otros materiales.

Semanalmente

  • Revisar dos veces por semana el pH y ajustarlo entre 7,2 y 7,6.
  • Revisar dos veces por semana el nivel de cloro y ajustarlo entre 1 y 2 mg/lt.
  • Una vez por semana cepillar y aspirar el estanque.
  • Una vez por semana limpiar la canastilla del desnatador (skimmer).
  • Limpiar la canastilla de la bomba.

Mensualmente

  • Agregar algún alguicida disponible en el mercado para evitar el agua verdosa y turbia, así como el posible crecimiento de algas.
  • Cambiar el agua de la piscina solamente cuando esto sea absolutamente necesario, pues si se hace forma periódica, el costo de operación será relativamente alto, además de necesitar un tratamiento de shock cada vez que se llene la piscina.

Técnicas de mantenimiento de suelos

Los pavimentos son las superficies que más se contaminan, ya que en ellas se deposita la mayor parte del polvo y de la suciedad, lo que ocupa el mayor tiempo de limpieza. Tenemos que tener en cuenta que es donde pisamos, y a lo largo del día pisamos el suelo de la calle, nuestra casa, del metro, del trabajo, etc.

Lo primero será poner a punto un método de mantenimiento que garantice la homogeneidad del pavimento con el fin de conseguir mayor grado de higiene.

En cada centro de trabajo vamos a tener diferentes tipos de suelos, por lo que será necesario saber:

  • Productos más adecuados según el fabricante.
  • Nivel de humedad tolerado por el suelo. Es diferente una madera (el agua la deteriora) que un suelo de gres (es impermeable).
  • Frecuencia de uso. Por ejemplo, los pasillos y zonas de paso se ensucian más que un despacho. Igualmente una sala donde se reúne mucha gente todos los días hay que ventilarla, barrer y fregar el suelo todos los días.
  • Tipo de uso. Por ejemplo los suelos de un almacén de un supermercado sufren mucho por la carga y descarga. Sin embargo el suelo de un despacho tiene un uso menos agresivo.

El método consiste en someter a los pavimentos a un tratamiento previo a base de fregado mecánico y profundo de los mismos, aplicando posteriormente un producto cuya función sea formar una pantalla protectora entre la suciedad y el suelo.

La aplicación de estos productos permite que la limpieza posterior sea más eficaz y además los hace más brillantes, homogéneo, impermeables y resistentes, ya que limitan la acción abrasiva y corrosiva del polvo y de las pisadas.

El producto debe ser fácil de aplicar y de eliminar mediante decapantes y deberá ser antideslizante.

SUELOS CALCÁREOS: MÁRMOL, TERRAZO, TRAVERTINO

Tratamiento de base

  • Fregar con máquina, disco negro y detergente ácido para eliminar las manchas de cemento. Si es preciso utilizar espátula. Aclarar.
  • Fregar con detergente alcalino. Aclarar y dejar secar 24 horas.
  • Cristalizar con lana de acero: fina para mármol y gruesa para terrazo, y producto cristalizador.
  • Aplicar una emulsión tapaporos con mocho de algodón o aplicador.

Mantenimiento

Suelos cristalizados

  • Barrido húmedo.
  • Fregado con mopa y detergente neutro. En caso de que resbale, será conveniente utilizar un producto antideslizante en agua.

Suelos tratados con emulsión

  • Barrido húmedo.
  • Método Spray a ser posible con máquina de alta velocidad. que consiste en realizar en una sola operación de limpieza, encerado y abrillantado de los suelos con máquinas abrillantadoras y un producto especial compuesto de ceras y agentes detergentes, que resulta ser el método más racional, eficaz y económico de mantenimiento de los suelos lisos.

Recomendaciones

  • No limpiar con detergentes ácidos los suelos calcáreos, salvo en la limpieza de obra, y siempre teniendo en cuenta la concentración.
  • No utilizar ceras en base disolvente en estos suelos ya que resbalan.
  • Si están al aire libre, no se aplicará ningún tipo de tratamiento.

Propiedades

Revestimientos muy duros, de poco desgaste, impermeables y fríos.

PLÁSTICOS (POLIVINILO – PVC)

Tratamiento de base

  • Con Método Spray: método sencillo, rápido y eficaz. Ese brillo es resistente a las pisadas.
  • Fregar con máquina, con detergente alcalino y disco abrasivo verde o azul.
  • Aclarar y dejar secar.
  • Aplicar dos capas de emulsión‐Spray, pulverizando toda la superficie con máquina.

Con emulsiones: tratamiento recomendado para locales muy frecuentados o en los que el método Spray no puede ser aplicado con regularidad. La emulsión es resistente a las pisadas, repele la suciedad y permite el fregado con mopa.

  • Limpiar a fondo.
  • Aclarar y dejar secar.
  • Aplicar dos o tres capas de emulsión manualmente.

Mantenimiento

  • Barrido húmedo.
  • Método Spray o fregado con mopa y detergente neutro.

Recomendaciones:

Los suelos de polivinilo son sensibles a los colorantes grasos, como por ejemplo el betún, las ceras, el alquitrán. Estos productos dejan manchas indelebles, es decir, que no se pueden eliminar.

Propiedades

Gran resistencia al desgaste y a los productos químicos. Son sensibles a los colorantes a base de anilina. La anilina es usada para fabricar una amplia variedad de productos como: productos químicos agrícolas, pinturas sintéticas, antioxidantes, estabilizadores para la industria del caucho, herbicidas, barnices y explosivos.

LINÓLEO

Tratamiento de base

Con productos en base disolvente, igual que la madera o el corcho.

  • Con cera: fregado con máquina, disco verde y detergente alcalino suave.
  • Aclarar y dejar secar.
  • Aplicar dos capas de cera virgen líquida y caliente.
  • Sacar brillo‐lustrar.

Con emulsiones en base de agua en locales de mucho tráfico. El tratamiento con emulsiones forma una película muy resistente donde no se adhiere fácilmente la suciedad ni se marcan las pisadas. Se puede fregar con mopa.

  • Limpieza a fondo.
  • Aclarar y dejar secar.
  • Aplicar dos o tres capas de emulsión, auto brillante o semi‐abrillantable.

Mantenimiento

Tratados con cera

  • Barrido húmedo (impregnado de producto capta‐polvo) y encerado periódico.
  • Lustrar.

Tratados con emulsiones

  • Barrido húmedo.
  • Si es emulsión auto brillante: fregado con mopa y detergente neutro o lavicera. La LAVICERA es un producto compuesto de una emulsión de ceras autobrillantes y tensioactivos, específico para la limpieza y acondicionamiento de suelos duros, tales como terrazo, mármol, azulejos, etc.
  • Si es emulsión semi‐abrillantable: método Spray con disco rojo y emulsión.

Recomendaciones

Evitar el uso de detergentes alcalinos, ya que descomponen los elementos del linóleo.

Propiedades

  • Presenta una superficie lisa, sin poros. No se debe barnizar. Tiene propiedades bacteriostáticas.
  • Es un revestimiento flexible, con alto porcentaje de corcho y es buen amortiguador de los ruidos.
  • Ideal para escuelas, residencias y hospitales.

MADERA

Tratamiento de base

  • Acuchillado e impregnación (barnizado) por especialista.
  • En caso de que no se pueda barnizar:
  • Se aplicarán tres capas de cera líquida virgen, caliente y se lustrará (sacar brillo).
  • En maderas exóticas, se aplicará una capa de cera líquida, seguida de otra en caliente y se lustrará posteriormente.

Mantenimiento

  • Barrido húmedo
  • Método Spray
  • Periódicamente reparar con cera líquida las zonas muy transitadas
  • En limpiezas generales: fregar con disco negro y disolvente. Dejar secar y aplicar cera.

Recomendaciones: No emplear agua habitualmente ni emulsiones en base agua.

Composición: Tipos de madera

  • Esencias tiernas (resinosas). Pino, eucaliptus.
  • Esencias duras (hojas caducas): roble, haya, fresno, nogal, olmo, castaño.
  • Maderas exóticas: vengé, teka.

Propiedades

Buen aislante térmico y acústico.

SUELOS TEXTILES

Mantenimiento

Aspirar con aspiradora de polvo. Quitar manchas con los productos adecuados y de forma que no se agranden.

  • Si se produce una mancha, actúe de inmediato, antes de que ésta se absorbida totalmente por el textil o pueda provocar una reacción química. Cuanto más reciente sea la mancha, más fácil será de quitar. Antes de aplicar ningún producto de limpieza, retire con una espátula la mayor parte posible de suciedad, dando ligeros golpes con un trapo limpio o papel absorbente en la zona.

En cualquier caso, no agrande la mancha. Actúe siempre desde los bordes exteriores hacia la parte central. Tapone dando ligeros golpecitos sobre la mancha con el trapo humedecido. No frote. Sustituya el trapo por otro limpio cuando sea necesario. Si la mancha estuviera ya seca, ráspela cuidadosamente y después elimine con un cepillo las partículas de suciedad sueltas. En su caso ablande la mancha con un poco de champú disolvente.

Limpieza periódica

Aspirar y quitar las manchas. Aplicar champú con máquina

  • Aplicar máquina de extracción.
  • Peinar el pelo de la moqueta con cepillo en húmedo.
  • Dejar secar.
  • Aspirar.
  • Eliminar las manchas que la limpieza no ha hecho desaparecer.

Recomendaciones

No utilizar champús alcalinos que pueden decolorar la moqueta/alfombra. Algunos champús dejan residuos pegajosos haciendo que éstas se ensucien mucho más rápido. Los cepillos pueden deteriorar la moqueta sin son muy agresivos. El exceso de humedad puede encoger o de formar la moqueta, especialmente si ésta es de lana.

Composición

El soporte es de arpillera de fibras vegetales como yute, algodón o de fibras sintéticas. El pelo puede ser de fibra natural, vegetal o sintético. El apresto del soporte puede ser de látex, gomaespuma, PVC, etc.

Propiedades

Buen aislante térmico y acústico.

Como hacer una limpieza efectiva de obras

Es característico de una obra civil el polvo, tierra, escombro, materiales y equipo para construcción utilizados, maquinaria y sobre todo, el factor humano: albañiles, pintores, instaladores, carpinteros, etc.

Es común que se acumulen el polvo y escombro del material de construcción resultando así que al final se han acumulado toneladas de escombro y basura que al final resulta complicado limpiar si se intenta hacer esto en una sola sesión.

Para una limpieza de obra efectiva se requiere:

  • Programarse con anticipación.
  • Retirar previamente del área maquinaria y equipo, material de construcción e implementos.
  • Que no haya personas ajenas a la cuadrilla de limpieza.
  • Facilitarle al personal de limpieza todos los medios necesarios para realizar sus labores.
  • Alimentación eléctrica según las necesidades.
  • Toma de agua permanente.
  • Para la cuadrilla de limpieza se requiere: Área para alimentos, instalaciones sanitarias y vestidores.

La limpieza de una obra es una tarea crítica y como tal debe planearse para no dejarla a última hora, porque eso generará gastos adicionales grandes y forzosos. Jamás debe trabajarse bajo presión en la limpieza de la obra.

Como realizar una limpieza de obra

Todos los involucrados deben estar enterados sobre las acciones de limpieza a realizarse por medio de contratistas: los guardias de seguridad, empleados que laboren el área, así como otros contratistas involucrados en la obra.

Debe asignarse a un solo responsable de la supervisión de las labores de limpieza, mismo que deberá estar presente en todo el proceso, desde la planeación hasta la entrega de la obra limpia.

El área a limpiarse debe estar totalmente libre de objetos que se convierten en obstáculos en las labores de limpieza, o en pérdida de tiempo y retraso en las labores si el personal de limpieza tiene que mover piezas, maquinaria o equipo.

Solo debe estar presente en el área de trabajo el equipo, personal y material de la cuadrilla realizando sus labores. Para que se vean resultados inmediatos durante una limpieza de obras, es importante que ya no haya movimiento de personas, ya que el tráfico vuelve a ensuciarlo por lo cual cada área recién limpiada debe ser clausurada inmediatamente. Los esfuerzos de limpieza son nulos si después de haber limpiado determinada área siguen pasando carpinteros, pintores e instaladores de vidrios, no es posible dejar un área limpia si detrás viene personas recortando (pintores), sellando (carpinteros), aplicando silicón o peor, aun trabajando en labores de carpintería, instalando anaqueles de maderas o trabajando en el área de computo donde seguramente al final dejaran restos de cableado cortado y esparcido por toda el área.

Facilitar los medios para poder realizar adecuadamente las labores de limpieza, como lo son el proveer de energía eléctrica permanente, alimentación de agua permanente, suficiente personal, material y equipo de limpieza.

Debe trabajarse por áreas que deben ser clausuradas inmediatamente para evitar que se vuelvan a ensuciar. Un lay out de la obra serviría de mucho para zonificar el área.

Es indispensable tener in inventario de maquinaria, equipos, materiales y herramienta requeridos y dotar al contratista de un área exclusiva para almacenar sus aparejos.

Debe haber un botiquín con el material y equipo de curación y de primeros auxilios.

El personal debe usar equipo de protección personal como botas de alma de acero o sanitarias, casco, cubre bocas, mascarillas, guantes, gafas y protectores auditivos.

Técnicas de limpieza de cristales interiores de tamaño medio o pequeño

Para muchos limpiadores y limpiadoras los cristales son una tarea imposible, pues siempre quedan marcas, vetas y huellas. Cada vez que se limpian los cristales hay que limpiar todos los componentes: las ventanas, persianas y marcos.

El orden correcto para hacer la limpieza es:

  1. Primero hay que limpiar la persiana,
  2. luego el marco y
  3. por último los cristales,

Si limpiamos primeros los cristales, al limpiar lo demás los ensuciaremos nuevamente y nuestro trabajo no será eficiente.

Si los marcos son de madera no hay que mojarlos, bastara con un paño húmedo bien escurrido.

Los marcos de aluminio quedan impecables cuando se limpian con agua y jabón.

  • Limpieza de persianas. La limpieza frecuente de las persianas impide la acumulación de polvo entre las rendijas, suciedad muy difícil de sacar. Esto se evitará pasando un plumero todas las semanas. Cuando las persianas son exteriores y llueve generalmente se bajan las persianas para no manchar los cristales. Si las persianas quedan salpicadas, limpiar con un paño mojado en agua con detergente, aclarar perfectamente y secar con papel absorbente. Si la suciedad se ha incrustado, agregar al agua unas gotas de amoníaco (solamente unas gotas) y frotar con cepillo blando. Realizar este procedimiento por dentro, en los marcos y las ventanas. Para limpiar las persianas tipo cortina con celosías graduables:
  • Mojar un guante de tela o una gamuza en agua con detergente y pasar por cada una de las láminas de la persiana.
  • Aclarar los guantes o la gamuza cada tanto para mantenerlos limpios. Cambiar el agua cuando sea necesario.
  • Y Por último secar bien cada lamina.
  • Limpieza de cristales y espejos de pequeño tamaño (aseos, ventanas, etc.). Hay muchas técnicas y sugerencias para limpiar cristales. Desde los distintos productos comerciales con alcohol hasta las recetas caseras más inusuales. Dentro de las formulas caseras encontramos la mezcla de agua y un poco de vinagre, que desengrasa y da brillo. También poniendo en partes iguales vinagre blanco con unas gotas de amoníaco y agua, se obtiene una mezcla de rápida evaporación que deja mucho brillo. En cualquier caso, esta técnica es más doméstica que profesional.

Los cristales pequeños (aseos, despachos, etc.) se pueden limpiar con paños que no dejen pelusa (podemos utilizar limpiacristales con goma -rasqueta- siempre que no tengamos soportes de madera o similares que absorban el agua, ya que estropearíamos el mobiliario).

  • Procedimiento profesional. Hay múltiples productos comerciales para limpieza profesional de inmuebles para la limpieza de cristales. Son productos que habitualmente se sirven con un difusor/pulverizador.
  • Procedimiento doméstico. Para lograr que los espejos del baño brillen y no se empañen con facilidad, hay que limpiar con un preparado de 2/3 partes de agua y una de vinagre blanco. Se frota el espejo con papel de periódico humedecido con esta preparación y se seca con un paño de algodón. Las mamparas de cristal quedan limpias con un paño mojado en agua caliente con un poco de vinagre blanco.

Técnicas de limpieza de grandes cristales

Si tenemos que limpiar cristales de grandes dimensiones, en primer lugar hay que humedecerlos con el cepillo lavavidrios. Para hacerlo debemos mojar y restregar toda la superficie del cristal, insistiendo en las esquinas para que queden bien limpias de polvo, y en el resto del cristal. Es conveniente empezar desde la zona superior del cristal y en zig-zag (de lado a lado) ir bajando hasta la parte inferior, sin dejar ninguna superficie sin enjabonar.

Si el cristal está situado muy alto, usaremos en tubo telescópico. En caso de necesitar una escalera, la fijaremos bien en una zona estable que nos permita enjabonar el cristal, aunque mejor si optamos por el tubo telescópico.

Después de enjabonar bien toda la superficie del cristal, utilizaremos la rasqueta limpiacristales para ir retirando el agua y secando el cristal. El uso eficaz de la rasqueta necesita práctica, ya que aunque es fácil de aprender tiene una técnica específica.

Para retirar bien el agua y que el cristal quede limpio hay dos técnicas:

  • Primera técnica. Colocar la rasqueta en el extremo superior izquierdo del cristal, en posición horizontal y sin apretar mucho bajarla hasta la parte inferior del cristal de forma recta (se puede inclinar ligeramente a la derecha para drenar el agua). A continuación volver arriba, colocar la rasqueta en horizontal un poco desplazada a la derecha de la zona anterior y repetir la acción. Esta técnica es como si dividiéramos el cristal en columnas, sobre las que vamos pasando la rasqueta, hasta cubrir toda la superficie.
  • Segunda técnica. Es necesaria más práctica para aprenderla, pero se mejora en cuanto a los resultados y rapidez. Para llevarla a cabo es necesario que coloquemos la rasqueta en el extremo superior izquierda del cristal de manera vertical e ir de derecha a izquierda y de izquierda a derecha de forma continua, sin pararse hasta cubrir todo el cristal. Es como si dividiéramos el cristal en filas y fuéramos limpiando progresivamente cada una de estas.

Cada vez que hay que escurrir la rasqueta, lo podremos hacer de 2 formas:

  • Realizando pequeños golpes apartados del cristal que estamos limpiando para evitar mojarlo con gotas.
  • Con un papel absorbente de bobina, secando el filo de la rasqueta. Para finalizar pasaremos con un pedazo de papel absorbente todos los cantos y bordes del cristal, para que queden bien secos y evitar gotas que pueden caer y ensuciar de nuevo la superficie.

En la mayoría de las ocasiones, quedan pequeños reflejos en el cristal originados por algún resto de agua o jabón que podremos quitar pasando un pedazo de papel absorbente.

Es importante que esto solo se aplique a pequeñas zonas, porque si lo hacemos en grandes superficies, se notará el uso que hemos realizado del papel, al quedar restos de este, no dando una apariencia de limpieza y calidad el trabajo realizado.

A veces nos podemos encontrar cristales que tienen grafitis, elementos pegados, ralladuras, etc. En este caso es muy importante no provocar más daños al cristal. Para ello es conveniente aplicar tratamientos especiales:

  • En caso de grafitis, es conveniente el uso de un disolvente aplicado con un papel absorbente o bayeta, usando guantes para su aplicación.
  • En caso de pegatinas u otros adhesivos, es conveniente humedecer de manera intensa el objeto pegado y con una cuchilla rascacristales eliminar los restos completamente.

Máquinas de limpieza de uso frecuente

Las máquinas de limpieza nos ayudan a mejorar muchas veces las condiciones de trabajo en limpieza, sustituyendo en ocasiones el trabajo manual con frecuencia pesado y poco higiénico.

Su utilización nos permite reducir las horas de trabajo a la vez que se obtiene un mayor grado de limpieza.

El conocimiento de las características de las máquinas es muy importante para conseguir la rentabilidad deseada en función el trabajo que deben desempeñar.

Por medio de las máquinas conseguimos, a través de un mayor grado de tecnificación, el abandono de las técnicas manuales, donde la limpieza exige una gran aportación directa del esfuerzo personal, con unos resultados muy deficientes, en comparación con las prestaciones que en una racional aplicación nos presentan las máquinas cuando se conocen y aplican en su dimensión apropiada.

Máquinas de uso más frecuente

  • Máquinas rotativas monodisco. La más versátil. Basada en el principio de un disco giratorio robusto portaplato de arrastre o cepillos y equilibrado dinámicamente. Sirven para resolver todos los problemas de los suelos, resultando una herramienta inmejorable para la limpieza y abrillantado de los mismos.
  • Aspiradoras de agua y polvo. El objetivo principal, como su nombre indica, es la aspiración mecanizada del agua y del polvo, rentabilizando en cantidad y calidad el trabajo manual. Es una máquina de uso profesional y es válida para todo tipo de superficies.
  • Fregadoras automáticas. Se trata en principio de una máquina fregadora y de una aspiradora de agua y polvo acopladas. Existen varios modelos de varios tamaños. Es preciso elegir el modelo que se adapte mejor al grado de obstrucción de los locales. Estas máquinas permiten rendimientos muy elevados y están especialmente diseñadas para la limpieza de pasillos, vestíbulos de entrada, almacenes supermercados, fábricas, etc.
  • Máquinas de presión o hidrolimpiadoras. La hidrolimpiadora es básicamente una máquina que toma agua a baja presión, de un depósito de la red, y a través de una bomba la impulsa a alta presión a través de una manguera especialmente preparada para soportar presiones elevadas, una pistola que abre o cierra el paso de agua y una lanza, con una tobera en su extremo final que al reducir considerablemente el paso de agua, convierte la presión en velocidad.
  • Generadoras de vapor. La fuerza del vapor, elemento natural, con una temperatura que alcanza 200°C y una presión que va desde 4 a 20 bares, asegura una profunda limpieza en cualquier superficie sin dañarla. El vapor tiene capacidad desinfectante, elimina los efectos contaminantes con sustancias biológicas y químicas. Destruye microorganismos como el moho y los ácaros. Elimina bacterias y hongos.
  • Barredoras‐aspiradoras. Las barredoras de suelos, sustituyen el barrido manual y permiten eliminar el polvo, la grava y escombros ligeros, con mayor eficacia y rapidez.
  • Inyección‐extracción. La limpieza por inyección‐extracción es un método rápido y eficaz para la limpieza de superficies textiles.

El agua y el detergente son inyectados en la moqueta o tapizado, la solución capta la suciedad, que es extraída por aspiración, lo que evita redeposiciones y tiempo de secado. Puede limpiar tapicerías con la boquilla manual.

El conocimiento de las características de las máquinas es vital para conseguir la rentabilidad deseada en función del trabajo que deben desempeñar.

1 2 3 1.535
 

Presupuesto Gratuito

Reciba un presupuesto gratuito para los servicios de limpieza que más se ajusten a sus necesidades.

Servicios requeridos: marque los que necesite
Cristales
Limpieza vertical
Limpieza de obras
Pulido y abrillantado
Moquetas y alfombras
Otros
Dénos una pequeña descripción del proyecto: (150 caracteres máximo)
[recaptcha]

Puede encontrarnos en:

C/ Juan Illescas Pavón nº 37
Edificio Santa Catalina, local 5
29670 San Pedro de Alcántara (Málaga)
Tel/Fax: 95 278 35 01

También puede enviarnos un correo electrónico a:
info@elesplendor.es