Consejos prácticos

Tener la casa limpia sin esclavizarte

By 10 marzo, 2016 No Comments

En nuestra empresa de limpieza en Marbella queremos mostrarte la forma más fácil de tener la casa limpia sin esclavizarte y aunque suene extraño, verás que sin hacer tanto esfuerzo se puede dejar impecable y lo mejor de todo es que al final de la jornada no sentirás cansancio. Con aplicar estos consejos frecuentemente ajustándose a tu ritmo de vida, pasará mucho tiempo para que hagas una limpieza general y profunda.

Cómo tener la casa limpia sin esclavizarte

En este post no podremos mencionar todas las cosas que puedes hacer para mantener tu hogar limpio, pero haremos el esfuerzo de explicar los detalles que harán la diferencia, entre pasar todo el día limpiando o dedicar solo unos cuantos minutos por día.

Un hábito que te ayudará a mantener tu piso limpio

Bien sea que tengas un suelo de madera, mármol o hasta de cemento, un método que te ayudará a mantenerlo limpio sin esclavizarte es que antes de entrar a casa, tanto tú como el resto de los integrantes de la familia, se quiten los zapatos, un hábito que funcionará perfectamente para los suelos que poseen alfombra por toda la casa. Con esto no solo estarás evitando limpiar a cada rato, también proteges el suelo para que no se raye o sufra algún daño que por la suela de los zapatos puede sufrir.

Usa la toalla de baño más de dos veces

Usar la toalla de baño varias veces es otro hábito que te ayudará a limpiar menos, hay personas que después de tomar una ducha desean lavar la toalla para evitar la proliferación de bacterias y hongos, aunque es un excelente método para disminuir riesgos, debes saber que estarás dedicando mucho tiempo a la limpieza y eso es exactamente lo que no se desea. úsalas al menos tres veces antes de lavarla y ahorra tiempo, al hacerlo no solo estarás disminuyendo la lista de quehaceres en el hogar, también estás reduciendo costes.

Evita el polvo cerrando las ventanas

El polvo es uno de los enemigos de los espacios limpios, este aparece todo el tiempo quizás en unas casas es más grave la situación, pero al final el aspecto que le da a todas es terrible, se ven abandonadas y sucias, por lo que algunas personas se ven en la obligación de pasar todo el día con una toalla en la mano, para removerlo en cuanto aparezca, es esclavizante y agotador. Para evitar este inconveniente, se recomienda que se mantenga las ventanas cerradas, a fin de evitar que el polvo entre a casa, no se trata de vivir totalmente encerrado porque eso produce más humedad, pero sí es importante que la mayor parte del día se tenga cerradas.

Si aplicas estos tres puntos todos los días, verás que tener la casa limpia sin esclavizarte sí es posible, solo quedará recoger el desorden diario de los niños, si tienes hijos o el desorden que tú mismo puedes dejar antes de salir a la oficina o universidad.